• La campaña de Secret fue desarrollado con el apoyo de su agencia de publicidad interna

  • Entre las estrellas que aparecen en el video, se cuenta la artista Jessie Reyes, así como la deportista olímpica Swin Cash

  • Asimismo, se puede ver a la actriz Shenae Grimes-Beech y a la mega-influencer Ainsley Rodriguez

El tema de género lleva años como un tema constante en el entorno publicitario. Empresas como OKCupid han usado más de una campaña para enviar mensajes de empoderamiento femenino, al tiempo que promocionan sus productos y servicios. Otras organizaciones, al estilo de ThinkBox, se han dedicado a empoderar la imagen femenina con sutileza. Algunas activaciones tienen un claro enfoque en la liberación de este sector, al estilo de Renault Clio.

Hay varias razones, sociales y económicas, para esta visión más feminista de la publicidad. Chief Marketer apunta que muchas de estas iniciativas han ayudado a insertar una visión más positiva e inclusiva sobre lo que es femenino en todos los niveles de la sociedad. PR Daily, por su parte, apunta que este tipo de campaña ayuda a aumentar los resultados de los negocios. Pero como apunta el HuffPost, otros agentes solo se han dedicado a explotar esta tendencia.

Así pues, el discurso feminista está ya fuertemente insertado en las estrategias publicitarias de las empresas. Por supuesto, no todos los esfuerzos funcionan. Hay algunos que son una clara forma en que las marcas desean subirse a la tendencia. Otros tantos, por desgracia, no logran transmitir un mensaje de apoyo lo suficientemente claro. Incluso están las iniciativas que crean ira entre el público objetivo. En este contexto, ¿qué características tiene una buena campaña?

Secret: El ejemplo de una buena campaña sobre empoderamiento femenino

Hace unas horas, una de las marcas líderes en productos de higiene y cuidado personal para mujeres lanzó una campaña en su canal de YouTube. La activación de Secret, “All Strength, No Sweat”, es un himno a las mujeres fuertes, capaces y empoderadas. El video lo protagonizan varias artistas, celebridades y deportistas, roles a seguir por sus éxitos. A lo largo del anuncio, también corre una canción original que representa “un grito de batalla” para esta población.


Notas relacionadas


La campaña de hecho funciona como una especie de video musical que sirve para mostrar los diferentes rostros del feminismo. Desde las mujeres que se enfocan en su familia y los hijos por decisión propia, hasta aquellas que buscan escalar en el mundo empresarial y del deporte. El mensaje central del anuncio es, según la misma compañía, invitar a otras a desafiar el status quo. Esto, con el objetivo de lograr representación, remuneración y oportunidades equitativas.

El secreto de la autenticidad

Ya otras empresas se han recargado en el discurso del feminismo y empoderamiento de la mujer para sus iniciativas comerciales. Nike constantemente presume las historias de grandes deportistas femeninas de todo el mundo. Otras empresas, como Billie, trabajan arduamente para romper con ciertos estereotipos de belleza. Por su parte, Budweiser reafirmó su apoyo al equipo de futbol femenil de Estados Unidos (EEUU) a través de un conmovedor anuncio.

¿Cuál es el secreto de estas empresas y de Secret  para crear una campaña auténtica y que resuene de forma correcta con la audiencia femenina? Hay varios elementos que interactúan entre sí en este tópico. De inicio, es importante que las marcas traten de alejarse de los clichés y estereotipos de la mujer que se han marcado a lo largo de los años. Esto aplica no solo a las actrices y estrellas que están en los comerciales, sino también al mensaje comercial general.

Pero lo más importante es recordar que la mejor forma de transmitir autenticidad es a través de acciones y no de simples mensajes comerciales. Las personas responden mucho mejor a las iniciativas que tienen efectos reales en su sociedad y el entorno. Nada hará una campaña que no esté respaldada por un comportamiento y una propuesta social concreta. El marketing debe resaltar lo que ya se hace en la empresa y en el entorno, de lo contrario no tiene efecto.