Coronavirus es una palabra que ha pasado a convertirse no solo en sinónimo de peligro para la salud sino también para las finanzas. La crisis sanitaria ha provocado un quebrantamiento a la economía y la pérdida de empleos de miles de personas en el país entero.

Y a eso hay que sumarle lo que ha dicho recientemente Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal): la fatídica noticia de que 500 mil empresas formales cerrarán sus puertas para siempre debido al covid-19.

Las micro y pequeñas empresas serán las principales afectadas, aseveró la funcionaria. En todo el país hay unas 4.5 millones de Mipymes, de las cuales desaparecerá un 11 por ciento. Un golpe fuerte que echará para atrás los esfuerzos de microempresarios por sostener sus sueños y el de muchas familias alrededor de ellos.

Esta estadística representa que se acaben un aproximado de un millón 573 mil empleos (medio millón más de lo que estimaba el presidente Andrés Manuel López Obrador). Uno de los grandes problemas a los que estos negocios se enfrentan de manera histórica es la cantidad insuficiente de recursos de ayuda que el gobierno les otorga.

“Hemos calculado que en México podrían cerrar hasta 500 mil empresas y los sectores más afectados son: el comercio mayorista, minorista, turismo, automotriz, la industria cultural, entre otros”, precisó Bárcena.

Contenido relacionado:

Sitio del día: Una herramienta para rastrear posibles casos de COVID-19

¿Cuánto le tomará al mexicano reponerse de esta crisis por coronavirus?

También dijo: “La crisis golpea con mayor intensidad a los sectores industriales potencialmente de mayor dinamismo tecnológico y, por lo tanto, profundizará los problemas estructurales de las economías de la región”.

Añadió que el sector del turismo será una de las claves para la recuperación económica. Los sectores que han sufrido golpes fuertes a su economía son la producción integral, la manufacturera, la industria automotriz. Tan solo esta última bajó su producción de vehículos ligeros 93 por ciento respecto al mismo mes de 2019.

En México se perdieron 1 millón 30 mil 366 empleos registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) durante marzo, abril y mayo, refieren datos del propio instituto. Y como vemos, la cifra puede seguir en aumento. 

Si extendemos esta información a la región del Caribe y América Latina se estima que más dos millones 700 mil empresas desaparecerán y cerca de 8.5 millones de empleos también se irán en picada debido al coronavirus, según el reporte “Sectores y empresas frente al COVID-19: emergencia y reactivación”.

El gran reto al que se enfrentarán millones de mexicanos

Ante la pérdida de empresas y empleos de manera irremediable, la lucha por conseguir un trabajo será aguerrida y dura para muchos casos. Este es un momento para replantearse muchos paradigmas y costumbres que obligarán a virar y ver otras opciones tanto para profesionistas como no profesionistas.

Además de iniciar una búsqueda por los medios tradicionales (bolsas de trabajo), será momento de pensar en recurrir a otras habilidades y conocimientos que generen entradas de dinero de manera más o menos rápida. Es conveniente echar mano de la red de contactos para ver las oportunidades que puedan existir ya sea para ingresar a una empresa formal o para hacer proyectos paralelos aprovechando los conocimientos que cada persona pueda poseer.

En todos lados hay oportunidades de encontrar más y mejores opciones, solo es cuestión de identificar las necesidades que la gente tiene en el contexto actual para saber de qué manera acercarse a ellas y ofrecerles un servicio que les pueda ser útil y atractivo.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299