¿Para qué se pelean? ¡Mejor amigos! ¿No?

Peleas y más peleas en el ambicionado y millonario espacio televisivo.

Una pelea donde intervienen Dish, Telmex, Televisa y TV Azteca y que se basa, de acuerdo a Jesús Romo, de Animal Político, en la retransmisión de señales de TV abierta en sistemas de paga (conocido como el must carry/must offer), derechos de autor sobre los contenidos retransmitidos, y la relación que sostienen la telefónica y el sistema satelital, cuya legalidad ha sido puesta en entredicho por las televisoras (sin olvidar que el sistema de TV satelital acusa a las televisoras de “Conspiración corporativa”).

Independientemente de estos encuentros nada amistosos que tienen todavía aquí en México, parece ser que en el mercado de Estados Unidos está logrando acuerdos positivos con empresas grandes de comunicación y que van marcando lo que nos espera para la publicidad en la TV en un futuro no muy lejano y a nivel internacional.

Dish Network logró un acuerdo en días pasados con Disney para obtener los derechos de ofrecer los contenidos de Disney, ABC y ESPN en vivo y bajo demanda a través de internet en dispositivos móviles, consolas de videojuegos y otros soportes, además del servicio de TV por satélite.

Con este acuerdo, los clientes de Dish tendrán acceso a aplicaciones de Disney WatchESPN, Watch Disney, Watch ABC Family y Watch ABC y a los canales Disney Junior, Fusion, ESPN Goal Line, Longhorn Network y SEC ESPN Network, así como a su programación bajo demanda.

Como parte de este trato, acordaron que Dish retrasaría la disponibilidad de su función AutoHop, que permite saltar los anuncios de programas grabados en las cadenas de televisión de manera automática. Un tema que anteriormente había sido causa de demanda hacia la plataforma de televisión satelital de parte de grandes networks como el mismo Disney-ABC, CBS, Fox y la NBC, quienes alegaban que por este sistema se infringían faltas a los derechos de autor.

Disney y Dish prefirieron parar sus problemas legales para poder dar paso al acuerdo entre ellos.

AutoHop ahora estará disponible tres días después de la emisión original. Anteriormente estaba disponible después de 24 horas.

El trato entre estas dos empresas también incluye una estructura para otros modelos de publicidad, como publicidad móvil, periodos extendidos de medición de publicidad y la inserción de anuncios dinámicos, que se traduce en hacer nuevas formas de publicidad en TV. Tan solo el mes pasado, y como ejemplo, Dish anunció que hará una alianza con DirecTV para lanzar un sistema que ayude a dirigir anuncios políticos a la audiencia dependiendo de dónde viva.

Parece ser, entonces, que entre las disputas y los acuerdos, deben salir a la luz nuevas formas de estar presentes publicitariamente en la TV. Mientras que por un lado se busca satisfacer a los usuarios/televidentes, por otro lado se buscan fórmulas para que tanto los que generan contenido para el medio como los que lo sostienen, o sea, las empresas anunciantes, estén conformes con las empresas que se dedican a transmitir y a difundir sus mensajes comerciales. Es encontrar la fórmula mágica, el “Ganar-Ganar” donde tanto televidentes como anunciantes no se divorcien de este medio tan importante, que se ha ido transformando en el tiempo gracias a la tecnología y a las necesidades de la gente.

Tarde o temprano, espero, aquí en México se darán cuenta que mientras las disputas legales y las guerras “territoriales” entre empresas de comunicación están ocurriendo, hay un mercado que se está transformando, que exige cada vez más y que con la próxima entrada de la televisión digital a nivel nacional, la forma de hacer publicidad en el medio debe ser ya muy diferente a lo tradicional.

Para ello, será necesario que las empresas que hacen y difunden televisión lleguen a acuerdos que beneficien al espectador y al anunciante, y que el negocio siga siendo bueno, con la rebanada que le toque del pastel a cada quien.

@morawar

Más notas relacionadas: 
Estudio Anual de Televisión de Paga
Demanda Televisa a Dish por retransmitir su señal
Televisa pretende competir con Netflix

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299