• 3fun es una app de citas especializada en personas interesadas en tener una relación con otras dos personas a la vez

  • De acuerdo con la firma de ciberseguridad, la información expuesta se guardaba en la misma app, sin encriptar

  • La compañía responsable de la app asegura ya haber corregido la falla de seguridad

Una de las grandes preocupaciones de las compañías es proteger la información personal de los usuarios. Este interés no surge de la nada. Múltiples compañías, entre ellas British Airways, Marriott y Facebook, han pagado miles de millones de dólares (mdd) a las autoridades por violar las reglas de protección de datos. Pero a pesar de estos precedentes, hay marcas que todavía se ven envueltas en controversias. En especial dentro de la industria de las citas.

Pen Test Partners, una firma independiente de ciberseguridad, informó que la app de citas 3fun potencialmente puso en riesgo la información personal de sus 1.5 millones de usuarios. Entre los datos que podrían haber sido expuestos, se cuenta geolocalización exacta, fechas de nacimiento, preferencias sexuales, conversaciones y hasta fotografías. La firma calificó el incidente como la “falla de seguridad más grave que hemos visto en una app de citas”.

Apps de citas, ¿un riesgo a la información personal?

No es la primera vez que este tipo de negocios son señalados por razones de ciberseguridad. En febrero pasado, Coffee Meets Bagel reveló que hackers robaron la información de seis millones de cuentas. Autoridades de Estados Unidos empezaron a sugerir en marzo la venta de Grindr, propiedad de una compañía china, por temores de espionaje extranjero. Incluso Tinder se  metió en problemas durante 2017, cuando robaron fotos de 40 mil usuarios.

Muchos agentes han mostrado su consternación ante la cantidad de información que las apps de citas tienen de sus usuarios. Un estudio de la University of South Australia apunta que es posible recuperar mensajes privados de cualquier usuario en al menos de la mitad de las plataformas del entorno. Un artículo de The Guardian apunta que Tinder guarda hasta 800 páginas de datos de cada uno de sus usuarios.

En este sentido, las apps de citas tienen un gran reto por delante. Por ahora, a pesar de los escándalos, ninguna empresa ha recibido un golpe contundente a su negocio por la forma que manejan la información de los usuarios. Pero es posible que los reguladores, en su énfasis por mandar un mensaje a todo el mundo sobre la protección de datos, pronto volteen a este sector. Así, estas plataformas deben invertir mucho más en sus protocolos de ciberseguridad.