4 cambios que presentará el marketing de experiencia en 2019

Marketing de experiencia
Foto: Bigstock
  • Las marcas y empresas se están beneficiando de diferentes cambios y evoluciones, sobre todo para generar experiencia.

  • 80 por ciento de las audiencias, a nivel mundial, indica que la publicidad y la experiencia que ofrecen las marcas no ha mejorado.

  • Lee: 4 lecciones de emprendimiento vistos en los Golden Globes 2019

La conexión con los consumidores es uno de los puntos más importantes para los especialistas en marketing de experiencia de hoy. Sin embargo, el hecho de generar algo más que una venta con el cliente, que estos muestren interés en seguir siendo parte de sus vidas (comercialmente hablando) y aumentar su presupuesto al comprar productos requiere de algo más.

Para no perder ante la competencia, este tipo de movimientos se tiene que hacer en múltiples canales, tanto en puntos de venta físicos como de forma digital. De esta forma, la inversión de las agencias se está enfocando en fomentar la experiencia, por lo que las marcas buscan generar un impacto tangible dentro de la industria de formas cada vez más creativas.

Según un informe de Rakuten Marketing, el 80 por ciento de las audiencias, a nivel mundial, indica que la publicidad en línea no ha mejorado y no es parte de su interés. Sobre todo cuando ven que tiene adaptación en diferentes dispositivos y plataformas. Esto deja a las marcas otra ruta para llegar al consumidor: la ruta de la experiencia.

Nuevas tendencias

Cuando se piensa en tendencias, generalmente se piensa en los últimos dispositivos tecnológicos o lo que sucede en el sector de la moda y el diseño. Sin embargo, hay algunas tendencias que han evolucionado y van más allá. Es por esta razón que la experiencia, hoy en día, es tan impactante y poderosa.

Y justo en el inicio de año se presenta uno de los momentos más importantes para empezar a desarrollar nuevas publicaciones y numerosos artículos sobre tendencias. En este caso, sobre el marketing de experiencia, hay una nueva pauta emergente que se tiene que considerar en 2019.

Cabe resaltar que este tipo de estrategia, el marketing experiencial, no es solo para las generaciones más jóvenes. Todos pueden formar parte, pese a que se piense lo contrario en personas más grandes y adultas. A estas alturas, la experiencia todavía se presenta como una de las técnicas más incomprendidas para la mercadotecnia.

Antes de llegar a implementarla, se tiene que generar confianza y parte del trabajo de una marca hacia el consumidor es hablarle con certidumbre sobre lo que propone.

Principales prioridades que se deben tomar en cuenta:

  • Reconocer que no es un canal

A diferencia de la publicidad, la experiencia no se puede dividir en formatos, es un poco más compleja. Se tiene que expresar el propósito y la propuesta de una marca a través de una forma de interacción con el consumidor.

  • Adoptar la planificación

Tanto en el marketing de experiencia, como en otro tipo de estrategia, la planificación es fundamental. Se requiere de una táctica especifica para que una marca tenga impacto. Además, para que esto sea posible, debe ser duradera la interacción.

  • Evalúa y comprueba tus estrategias

La evaluación es una indicación que dirá si hay cambios de actitudes o comportamientos en el consumidor, en beneficio de la estrategia. El marketing de experiencia debe evaluarse para garantizar que las campañas tengan el control y puedan exponer una mentalidad de “aprender y evolucionar”, con lo que se puede mejorar continuamente.

Evolución del marketing de experiencia en 2019

Las marcas y empresas se están beneficiando de diferentes cambios y evoluciones en su sector. El futuro pertenece a las compañías que más experimentan y eso es un hecho que se refleja en diferentes sectores. Por lo tanto, es importante que una empresa analice y considere cómo es que llegó a tener su estrategia al punto donde está hoy.

¿Qué ha hecho que la industria evolucione? ¿Cómo pueden las marcas seguir siendo competitivas? Comprender y actuar de acuerdo con las tendencias en el comportamiento del consumidor, la tecnología y el compromiso adecuado, en el momento adecuado, puede ser la solución.

El marketing de experiencia no será solo para generaciones más jóvenes

El marketing experiencial es para todas las generaciones. Según esta encuesta realizada por Global Data Consumer, el 57 por ciento de personas nacidas entre 1923-1945, dijo que cuando se les da la opción de probar nuevas experiencias o probar nuevos productos, prefieren las experiencias.

También los baby boomers estuvieron de acuerdo. Con todas las estadísticas de respaldo, las marcas deben usar esas estrategias para interactuar mejor con diferentes generaciones.

Se fijará en los eventos

Uno de los eventos que generan mayor cantidad de experiencia en el mundo es el SXSW (South by Southwest. Cada marzo, los ojos del mundo voltean a ver a este festival interactivo. Para algunas marcas, SXSW puede estar fuera del alcance, o tal vez no sea el adecuado para su marca, pero puede ayudar a mejorar su enfoque para planificar su próxima campaña.

Buscará la asociación de eventos en vivo

Las marcas están buscando constantemente nuevas formas de establecer conexiones más profundas con los consumidores y parece que las asociaciones de eventos en vivo son una de las muchas formas de hacerlo. Por medio de eventos más pequeños e íntimos, como una especie de fiestas corporativas, se puede interactuar con los consumidores.

Creará relaciones

La experiencia ha permitido a ciertas marcas desarrollar relaciones con los consumidores y sobresalir en el campo del marketing social/digital.

¿Cómo se puede explicar la razón? Según McKinsey & Co., el 61 por ciento de los negocios ha informado un aumento en la tasa de conversión de los visitantes de las tiendas en los últimos cinco años, gracias a la experiencia en medios sociales y otros canales similares.

Por lo tanto, se demuestra que la interacción uno a uno es posible gracias al marketing de experiencia: será aún más valioso porque permiten a los distribuidores medir el interés y la motivación de los clientes a través de la observación.