Otra low cost comienza a volar entre ciudades de la Argentina

Norwegian confirmó que los vuelos de cabotaje comenzarán en octubre próximo. Competirá con Fly Bondi y con Latam y Aerolíneas Argentina, que ahora ofrecen opciones de bajo precio.

avión de norwegian
Bigstock

La aerolínea de origen nórdico Norwegian confirmó que desde octubre comenzará a unir tres ciudades argentinas con vuelos bajo la modalidad low cost. Son dos conexiones diarias entre Buenos Aires y Córdoba, y una entre la capital del país y Mendoza.

De esta forma, la línea aérea de Bjørn Kjos habrá comenzado su anunciado desembarco en el país, donde ya une Buenos Aires con Londres tres veces por semana y donde desde 2017 tiene la autorización del Ministerio de Transporte nacional para operar 152 rutas: 80 de cabotaje y 72 al exterior.

En paralelo, y como parte del aterrizaje en la región, Norwegian Air elevó un pedido a las autoridades brasileñas para operar vuelos directos entre ese país y Europa.

La compañía noruega es la tercera aerolínea low cost de Europa (detrás de Ryanair y Easyjet) y tiene base de operaciones en Gatwick, el segundo aeropuerto más grande de Londres.

Desafíos aéreos

En la Argentina, el avance de las aerolíneas de bajo costo estaba condicionado a diferentes variables: menores costos aeroportuarios y la liberación del mínimo obligatorio en el precio de los tickets.

Esto último ya ocurrió desde el 15 de agosto, por lo que se espera que comiencen a ofrecerse cada vez más conexiones aéreas a bajo precio. Aerolíneas Argentina, por caso, eliminó la clase ejecutiva y lanzó una promoción con precios muy bajos en comparación con el promedio; y Latam, este jueves, presentó un nuevo abanico de tarifas entre los que está “Promo”, una opción low cost que no incluye ningún equipaje en la bodega y no acumula millas de viajero.

Un nuevo lugar para el marketing

La llegada de nuevas aerolíneas (se calculan que serán al menos cinco entre 2018 y 2019) y con un mercado que promete multiplicarse exponencialmente (Argentina creció muy por debajo de la media de la región en los últimos años) se está abriendo un gran mercado para las agencias de publicidad.

La prometida “revolución de los aviones” de la que habla el Gobierno se basa en la alta competencia, lo que obligará a más y más efectivas campañas, especialmente digitales y apuntadas a los millones de argentinos que hoy utilizan buses o sus automóviles para trasladarse.