Los 5 enfoques más efectivos para desarrollar una ventaja competitiva

Existen diversos movimientos estratégicos para construir una ventaja competitiva, la cual consiste en crear una diferencia clara que sea relevante para tus clientes, mientras que tus competidores no puedan emularla o igualarla.

Para crear una ventaja competitiva se puede desarrollar de muchas y diversas maneras. Desde una estrategia de liderazgo en factores como el costo, la calidad, la innovación y hasta mejorar la experiencia del cliente pueden ser alternativas viables que hagan una diferencia favorable para tu marca. ¿De qué depende? Evidentemente de qué tanto sepas identificar los factores realmente relevantes para tus clientes y qué tanto puedas diferenciarte e impedir que tus competidores te copien.

Por eso, es crucial identificar lo que sabes hacer extraordinariamente bien, que sea altamente relevante para tus clientes y enfocar tu estrategia en ello. Existen factores clave que al tomarlos en cuenta podrás desarrollar de manera mucho más atinada tu ventaja competitiva. A continuación, menciono algunos de los que considero más relevantes:

Conocimiento

Una estrategia de sistemas de información adecuada puede generar una fuerte ventaja competitiva al permitirte capturar y compartir el conocimiento de los “expertos” de la empresa. Al utilizar un software de captura de conocimiento o un foro seguro en su sitio web, puedes hacer que tu gente contribuya con las mejores prácticas, consejos o información sobre procesos comerciales importantes. Compartir ese conocimiento puede ayudar a reducir costos o mejorar el rendimiento y la eficiencia en áreas que brindan una ventaja competitiva, tal como el desarrollo de productos, ingeniería, fabricación y servicio al cliente.

Costos

Los costos pueden proporcionar una importante ventaja competitiva. Al convertirte en un productor de bajo costo, puedes ofrecer a tus clientes precios que sus competidores no pueden igualar. Si puedes ofrecer precios bajos mientras mantienes la calidad suficiente que tu cliente espera de ti, puedes fortalecer aún más la ventaja competitiva. Puedes realizar una serie de movimientos estratégicos para reducir los costos, como invertir en equipos de producción eficientes, subcontratar la fabricación a un productor de bajo costo o colaborar con proveedores para mejorar la eficiencia de la cadena de suministro. Al final dependerá de qué tan bien sabes entregar justo la calidad que se te requiere.

Innovación

Una estrategia de innovación te puede brindar una ventaja competitiva al desarrollar productos que diferencian a tu empresa y satisfacen las necesidades de los clientes con mayor eficacia que los competidores. Enfocar un programa de desarrollo de productos en características que ofrezcan a los clientes un valor excepcional o beneficios únicos puede ser realmente efectivo, siempre y cuando esas características innovadoras proporcionen una ventaja real que a los competidores les resulte difícil imitarla o proporcionar sustitutos que ofrezcan el mismo valor.

Asociación

Una estrategia de asociación puede mejorar muchos aspectos de la ventaja competitiva. Trabajar con socios puede brindarte acceso a habilidades, componentes u otros recursos estratégicamente importantes que te permitirán innovar en tus operaciones y productos. La integración de tus operaciones con los socios en la cadena de suministro también puede mejorar la ventaja competitiva al brindarle acceso exclusivo a suministros clave y crear barreras de entrada para los competidores.

Experiencia del cliente

El conocimiento de los clientes y el servicio excepcional son la única forma real y sostenible de ventaja competitiva. Para lograrlo, necesitas invertir en cuatro áreas clave: 1) investigación de clientes; 2) calidad de la experiencia del cliente y servicio al cliente; 3) canales de venta con altos niveles de información al cliente; y 4) material de marketing que utilice la información del cliente para crear altos niveles de personalización.

Dados todos los factores que pueden afectar el desarrollo y efectividad de una ventaja competitiva, en general, es recomendable conectarse con un consultor externo que tenga una experiencia más amplia y profunda y que vea las ventajas desde una perspectiva más objetiva.

Recuerda que al final de cuentas, deberás traducir tu ventaja competitiva en términos de una declaración centrada en el cliente. Esto significa que deberás tener bien definido a tu cliente ideal (El cliente que absolutamente no podría decir no a tu producto o servicio). Luego describe cómo puedes solucionar perfectamente su gran problema y luego declara tu mercado o nicho.

Entonces, ¿cómo destacas? ¿Qué ventaja única posees, que nadie más puede tener? ¿Qué tanto estás dispuesto a invertir para obtenerla y adueñarte de ese nicho de mercado que tanto deseas? Te invito a que me sigas leyendo en este espacio y me sigas en Twitter en @carlosluer. ¡Recuerda dejarme tus comentarios! Nos seguimos leyendo por aquí.