LinkedIn no es Facebook, 3 recomendaciones para usar adecuadamente las redes sociales profesionales

Esta semana quiero hablarles sobre el tema que últimamente he estado leyendo en las redes sociales y que ha estado muy discutido. LinkedIn no es Facebook lo estuvieron mostrando en el perfil de LinkedIn varios de mis contactos y hubo mucho debate.

Sin embargo, yo pienso que por lo menos como profesionistas de marketing, debemos de tener claridad que cada red social fue creada con un objetivo distinto y así es como las debemos de utilizar.

Todos tenemos claridad que cada red social tiene su objetivo; para dejarlo más claro antes de continuar les muestro una gráfica en donde lo explica muy bien.

Copy Right Grupoeclipse

Esto aplica tanto para una marca, empresa o persona; sin embargo, para temas de uso personal debemos de ser mucho más cuidadosos, ya que si empezamos a postear contenidos en LinkedIn que no son relevantes para nuestros contactos y en lugar de contribuir con el relacionamiento mandamos mensajes basura, lo único que hacemos es que nos dejen de seguir y perdemos credibilidad.

“Según Forbes, con alrededor de 160 millones de miembros (en su mayoría profesionales de 30 años o más), LinkedIn se ha convertido en el “rolodex virtual” para la gente de negocios. Hoy, LinkedIn va por un camino para capturar más y más de este negocio a medida que la compañía continúa desarrollando herramientas de datos cada vez más ricas para ayudar a las personas a encontrar trabajo, y los empleos a encontrar gente” Brand Minds 2019.

Es por eso que aquí les dejo tres recomendaciones que en lo profesional me han ayudado mucho a generar valor a mis contactos y también aprovechar los contactos que tengo para generar negocios y/o recomendar a profesionales en posiciones interesantes.

1.- Sólo acepta contactos conocidos.

Esta regla es una regla de oro, por lo general si yo no conozco personalmente al contacto no lo acepto en mi red, porque lo que puede llegar a pasar es que te llenas de contactos sin relación directa contigo y pierde el sentido totalmente; porque para lo que LinkedIn fue creada es precisamente para recomendaciones laborales o de negocios y si no conoces a tus contactos como los puedes recomendar.

2.- Crea o comparte contenido de interés acerca de tu profesión.

Lo que compartes en LinkedIn debe de tener relación con tu profesión, con tu experiencia o tus áreas de interés. Por ejemplo: si trabajas para alguna empresa y siempre compartes el contenido que la empresa promueve, pierde un poco el sentido, no quiere decir que no lo puedes hacer nunca; en algunas ocasiones puedes hacerlo si esto lo amerita, pero que no sea todo tu contenido.

Otro ejemplo sería si eres mercadólogo y encuentras contenido en una revista internacional sobre nuevas estrategias de venta, ese contenido es de valor para tus contactos por que la gran mayoría de ellos comparten tu profesión. También te recomiendo escribir artículos para tener mayor visibilidad con tus contactos sobre temas relevantes.

3.- No compartir contenido de tu vida personal.

En ocasiones he visto que postean fotos familiares o de viajes y se pierde totalmente el contexto, eso se hace en Facebook o en Instagram pero no en LinkedIn. Además que debes mantener tu red profesional al margen de tu vida personal, es muy importante saber separarlo.

¿Se te ocurre alguna otra recomendación?