Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Lanzan investigación criminal contra Eli Lilly por irregularidades con este fármaco anti-COVID

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on twitter
Varios empleados acusaron a directivos de Eli Lilly hace semanas de falsificar documentos a la FDA para esconder problemas en sus plantas
  • Desde 2019 que se habrían detectado algunas irregularidades preocupantes en las fábricas de Eli Lilly

  • Entre ellas, fallos en la revisión de procesos de calidad, así como procesos erróneos que no estaban siendo corregidos activamente

  • Sin embargo, en lugar de trabajar en estos errores, directivos de la planta habrían activamente escondido y engañado a la FDA sobre la situación

El gobierno de los Estados Unidos (EEUU) avanza en su batalla con Eli Lilly sobre presuntas malas prácticas en sus fábricas. De acuerdo con Reuters, el Departamento de Justicia (DoJ) ha comenzado una investigación criminal contra la farmacéutica. El proceso no se ha revelado de forma oficial al público, sino que fue filtrado por fuentes cercanas al mismo. La idea es aclarar las presuntas prácticas inapropiadas e irregularidades en varias de sus plantes de producción. 

Desde hace más de un año que la planta de Eli Lilly en Branchburg ha estado bajo la lupa de los reguladores, específicamente la Administración de Drogas y Alimentos (FDA). Hoy en la mañana, la compañía había revelado que cedió algunos documentos al DoJ como parte de una citación. Entonces, no dijo por qué se había solicitado esta información. También afirmó a la agencia de noticias su compromiso para “la manufactura de medicamentos de alta calidad”.

En marzo, Reuters reportó que una directiva de Recursos Humanos de Eli Lilly fue despedida a raíz de una serie de investigaciones internas. Éstas respondían a reportes de empleados sobre fallas en manufactura, la destrucción o falsificación de documentos, y falta de personal. Luego, en abril, se dio a conocer que otro ejecutivo habría presentado papeles engañosos a la FDA para pintar un escenario más amigable. Según las fuentes, el FBI sería parte de este proceso.

Un golpe al hígado para Eli Lilly

Con esta investigación criminal, las expectativas económicas de la farmacéutica para el largo plazo están seriamente comprometidas. Como recuerda el Wall Street Journal, las ganancias de Eli Lilly en 2020 fueron extraordinarias en gran parte gracias a las ventas de sus fármacos para la COVID-19. Solo la droga bamlanivimab contribuyó 871.2 millones de dólares (mdd) en ventas, impulsando un avance del 22 por ciento en sus ingresos al último trimestre del año.


Notas relacionadas

Eli Lilly vendió la cifra histórica de 100 millones de dólares de fármaco para disfunción eréctil

Eli Lilly México se lleva el oro en los premios Aspid 2008

AstraZeneca, J&J, Eli Lilly: Ya son tres pruebas de vacunas detenidas por efectos secundarios


Pero también la droga bamlanivimab está en el centro de esta controversia en la que ahora están involucrados la FDA, el FBI y el DoJ. De acuerdo con Endpoints News, la fábrica de Branchburg ha sido la más señalada por las irregularidades en el proceso de manufactura y los controles de calidad. Esto es, por sí solo, un golpe duro a la credibilidad de Eli Lilly. Pero es aún más duro cuando se considera la desconfianza que ya hay a tratamientos anti-COVID.

Incluso sin la investigación criminal, bamlanivimab estaba pasando por un periodo difícil con las autoridades. De acuerdo con Fierce Pharma, la FDA ya había bloqueado este fármaco de Eli Lilly en seis entidades de EEUU. No por nada relacionado con la investigación del DoJ, sino por la prevalencia de variantes de la COVID-19 resistentes a su tratamiento. Pero con la lupa que le acaba de poner ahora el Departamento, es posible que existan aún más consecuencias.

Controversias en torno a los fármacos anti-COVID

Vale la pena destacar que no solo Eli Lilly se ha visto involucrada en controversias que afectan o giran en torno a fármacos contra la COVID-19. En abril, la vacuna de Johnson & Johnson fue suspendida por EEUU. Esto, ante el temor que pudiera tener posibles efectos secundarios en su aplicación. Lo anterior se dió después que, similar a la fórmula de AstraZeneca, se dieron casos de coágulos sanguíneos y trombosis en una fracción de los pacientes inoculados.

También hay casos de marcas afectadas por controversias alrededor de la COVID-19, pero no por algo que hayan hecho directamente como en el caso de Eli Lilly. Por ejemplo, en México los Laboratorios Chopo emitieron una alerta de falsa venta de vacunas. Específicamente, un grupo de agentes maliciosos supuestamente estaban ofreciendo la formula en sus sucursales. Una evidente estafa, considerando que aún hoy, nadie vende esas dosis a individuos privados.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados