• Hasta 63 por ciento de la gente cree que la Inteligencia Artificial ayudará a resolver los grandes retos del mundo

  • Según Tech Jury, se espera que para 2025 este mercado tenga un valor de 60 mil millones de dólares globales

  • Estas tecnologías pueden, hoy en día, incrementar la productividad de los negocios en hasta 40 por ciento

Una de las herramientas de mayor potencial, pero cuyos usos actuales están severamente limitados, es la Inteligencia Artificial (IA). A lo largo de varias industrias, estos sistemas son cada vez más adoptados por las compañías. Sin embargo, su utilidad todavía está muy limitada a un grupo concreto de actividades. Algunas empresas la quieren utilizar para detectar accidentes con mayor rapidez. Otros agentes prefieren emplearla para crear contenido.

Pero en lo general, los usos de la Inteligencia Artificial son todavía muy limitados. Según G2, se pueden usar en chatbots, asistentes de voz, ventas y marketing, entre otros sectores. Sin embargo, únicamente son capaces de automatizar un fragmento pequeño de las actividades humanas. Aún ningún trabajo está en riesgo de desaparecer por la tecnología. Incluso cuando despegue, según US News, apenas una cuarta parte de las plazas estaría en peligro real.

De cualquier manera, se trata de una tecnología de gran potencial. Con el diseño y el entrenamiento adecuado, podrían incrementar la productividad de una infinidad de compañías e industrias. Sin embargo, el mayor reto está principalmente en enseñarles los conceptos y comportamientos adecuados. Lo cierto es que, debido a su forma de aprender, la Inteligencia Artificial requiere una gran inversión. Y de cometerse un error en el camino, es difícil corregir.

Entrenamiento policial para la Inteligencia Artificial de Facebook

Con este contexto, AP anunció que la red social de Mark Zuckerberg y las fuerzas del orden de Reino Unido y Estados Unidos (EEUU) acaban de cerrar una alianza. Las instituciones de seguridad le proporcionarán a Facebook videos y material sobre arrestos y otras actividades de sus elementos. Esto, con el objetivo de entrenar a la Inteligencia Artificial de la plataforma. Específicamente, aquella encargada de detectar contenidos inapropiados o prohibidos.

Se espera que, con este material de referencia, la Inteligencia Artificial mejore su capacidad para detectar videos con contenido violento o extremista. Esto, sin también detectar o reportar automáticamente contenidos en videojuegos con temáticas similares. Específicamente se proveerán materiales de entrenamientos con armas de fuego, grabados desde cámaras corporales de los elementos. Facebook también realizó ajustes a su definición de terrorismo.

¿Iniciativa prometedora para Facebook?

No es la primera vez que se trata de utilizar Inteligencia Artificial para regular a la comunidad. Desde hace meses Facebook invierte enrobots para desarrollar Machine Learning general, con la esperanza de reconfigurarlos para la vigilancia de contenidos. Walmart propuso también usar estos sistemas para reducir la cantidad de robos en sus tiendas. Adobe, por su parte, lanzó en junio una herramienta para detectar modificaciones a fotos realizadas con Photoshop.

En teoría, la iniciativa de Facebook es prometedora. Con videos reales de policías en acción, su Inteligencia Artificial debería aprender a reconocer mejor entre videojuegos y contenidos reales. Cuando menos se le podrá enseñar al algoritmo a entender mejor las sutiles diferencias entre un video grabado y uno generado por computadora. Asimismo, como dijo la red social, los más beneficiados también serían los videojuegos, específicamente los de la categoría FPS.

Por otro lado, podría haber una pequeña falla en su lógica. La policía no proporcionará cualquier video a Facebook. Únicamente se darán evidencias de prácticas de tiro grabadas en primera persona. Si bien la Inteligencia Artificial debería hacerse más sofisticada para distinguir esta perspectiva específica, podría hacer peor su capacidad para diferenciar otros géneros y materiales. En este sentido, es indispensable que la red social vigile muy de cerca el proceso.

Tal vez incluso debería considerar entrenar a su Inteligencia Artificial con clips directamente de varios videojuegos. Al menos así se estaría abordando directamente el problema principal de la situación. Por supuesto, lo anterior significaría pactar con las compañías desarrolladoras, que tal vez no estén tan dispuestas a pactar como lo haría alguna autoridad policial.

loading...