• Se espera que de 2018 a 2025, la Inteligencia Artificial crezca en ingresos a una tasa anual compuesta de 55.26 por ciento

  • De acuerdo con Towards Data Science, la inversión en startups de esta tecnología se multiplicó por seis desde el año 2000

  • Uplead apunta que para 2020, hasta el 85 por ciento de las tareas de ventas podrían automatizarse

Definir la Inteligencia Artificial es algo muy sencillo. Según Science Daily, es el “estudio de sistemas que perciben su ambiente y toma acciones para maximizar sus chances de éxito”. También es fácil ubicar a las compañías que dominan este mercado: Microsoft, IBM, Samsung, entre otras. Lo que es un poco más complejo es realmente dimensionar su impacto.

Según Allied Market Research, la Inteligencia Artificial representará un mercado de 169 mil 411 millones de dólares (mdd) para finales de 2025. Este crecimiento responde a sus aplicaciones para los negocios. Según Forbes, simplifica procesos de análisis de datos y automatización de tareas. Asimismo, Business News Daily señala que facilita la toma de decisiones o el monitoreo y realización de actividades que requieren una concentración constante.

Pero el uso de la Inteligencia Artificial no ha crecido por igual en todos los sectores. Según Protiviti, la adopción es lenta y muchos negocios aún no saben cómo pueden beneficiarse. Por otro lado, Hubspot señala que trabajos creativos y de recursos humanos serían los menos afectados. Además, la compañía Yalo identifica cuatro industrias que están sacando el mayor provecho se esta herramienta:

Inteligencia Artificial para facilitar el turismo

Varias compañías de viajes han empezado a emplear estos sistemas para automatizar varias tareas de atención al cliente. Ahora, a través de servicios de mensajería, los pasajeros pueden consultar el estado de su vuelo, resolver dudas o reservar y cambiar trayectos. Este uso de Inteligencia Artificial, en cambio, se traduce en una mejor experiencia de los usuarios.

Servicios financieros automatizados

La Inteligencia Artificial también ayuda a las compañías de la banca tradicional. Muchos de sus procesos pueden ser realizados automáticamente por un robot, sin la intervención de expertos humanos. Así, los ejecutivos no deben perder tiempo en abrir nuevas cuentas, aprobar ciertas operaciones o generar documentos. La mayoría de las veces, los clientes pueden gestionarlo.

Estandarizar procesos en retail

Muchas compañías del sector deben cumplir grandes expectativas en cadenas de suministro y atención al cliente. La Inteligencia Artificial, como en el caso del turismo, puede solucionar muchas de las dudas del público de forma autónoma. Además, su rol en el abastecimiento de productos deja a las tiendas estar un paso delante de las necesidades de los consumidores.

Órdenes B2B

También en transacciones negocio-a-negocio, la Inteligencia Artificial ha sido instrumental para crear lealtad e incrementar las ventas. No solo es más fácil para las compañías atender las solicitudes y dudas de los clientes. También les permite multiplicar el número de canales de atención sin incrementar su planta de colaboradores ni saturar de trabajo a los existentes.

loading...