La COO de Facebook se disculpa (aunque no demasiado), por experimentar con las emociones de los usuarios

Internacional.- Después de la polémica que has suscitado el estudio llevado a cabo por Facebook, en el cual cerca de 700.000 cuentas fueron manipuladas para conocer si las emociones, también  se contagiaban de forma online, la directora de operaciones Sheryl Sandberg, se ha disculpado públicamente y ha dicho que el experimento fue “pobremente comunicado.”

Notas relacionadas:
689.000 cuentas fueron manipuladas por Facebook para experimentar sin avisar a los usuarios
Atención marketeros digitales: Facebook ahora permite 3 productos en el mismo anuncio
El corto que refleja un punto de vista distinto sobre los usuarios de Facebook

Sin embargo, hasta allí habrían llegado las disculpas, pues Sandberg, no ha manifestado arrepentimiento sobre la realización del estudio en si, pues “esto era parte de la investigación que llevan a cabo varias empresas para probar diferentes productos, y de eso se trató; fue pobremente comunicado” manifestó a los medios en Nueva Deli, India,  la COO de Facebook, agregando que “por esa comunicación nos disculpamos. Nunca quisimos decepcionarlos”

Esta ha sido la primera reacción publica por parte de un vocero de la red social en torno al experimento llevado a cabo, que además esta siendo investigado por las autoridades británicas, por la presunción de violación de las leyes de protección de datos.

Adicionalmente otro vocero de Facebook ha ratificado que las decoraciones de Sandberg responden tambien a la investigación inetrna que se lleva a cabo en la red social,  sobre la forma en la que se llevan a cabo estudios con los datos de ésta, pero no es una disculpa por la realización del estudio.

Durante la polémica investigación, se alteraron los patrones de recepción de los mensajes de casi 700.000 usuarios, para que una parte visualizara al iniciar la sesión, una mayoría de los comentarios negativos que aparecían en su newsfeed, mientras que la otra parte de los participantes ‘involuntarios’, visualizaban una mayoría de mensajes positivos, todo ello en el periodo de una semana, a principios de 2012.

La conclusión del estudio fue que las emociones negativas terminaban influyendo también negativamente en el estado de ánimo de los usuarios y las positivas, hacían los propio en quienes habían recibido este tipo de mensajes. La experimentación se llevó a cabo sin avisar a los usuarios de las cuentas seleccionadas, sobre su participación en la investigación, lo que levantado una ola de críticas, a nivel mundial, por la fallas éticas en la realización del mismo.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299