• Según Expanded Ramblings, Kroger registró ingresos por 121 mil 162 millones de dólares en 2018

  • Cifras recopiladas por Oberlo apuntan que TikTok tiene más de 500 millones de usuarios en todo el mundo

  • De acuerdo con Business Insider, Facebook contribuye la mitad de las referencias de compra de todas las redes sociales

Las redes sociales son, para las marcas, una plataforma multifacética que permite una variedad de interacciones con su público. No solo permite a las compañías compartir contenidos interesantes para su audiencia. También son un canal a través del cual las empresas pueden detectar, atender y responder a controversias. Pero una fuerte tendencia en crecimiento entre estos sitios es permitir a las compañías vender directamente sus productos.

Tik Tok ahora es parte de las redes sociales que siguen esta tendencia. Según Adweek, Kroger lanzó una campaña en el sitio. Con influencers, está promocionando una línea de productos para estudiantes universitarios de regreso a clases. Este sponsored hashtag challenge además permite a los usuarios explorar y comprar los objetos que les llamen la atención. Según la plataforma, es la primera vez que se implementa este tipo de estrategia en su comunidad.

Compras por redes sociales, ¿la solución al monopolio retail?

Varias redes sociales han implementado compras directas a través de sus respectivas apps. Ya tiene largo tiempo que Facebook lanzó su pestaña Marketplace para permitir a los negocios y personas conectar con posibles clientes. La plataforma de Mark Zuckerberg y Snapchat, en abril pasado, cerraron un trato con el sitio de ecommerce Shopify para mejorar su integración a sus respectivos portales. Incluso Instagram, desde marzo, forma parte de esta tendencia.

Esta integración entre redes sociales y compras es casi una evolución natural. Según Awario, las plataformas influyen tres de cada cuatro ventas a escala global. Pero aún es un fenómeno en crecimiento. Cifras de SUMO, recopiladas por Econsultancy, reafirman que el 82 por ciento de la población jamás ha concretado una adquisición en estos sitios. A la vez, Forbes apunta que el creciente número de proyectos indica un cambio determinante a mediano plazo.

Sin embargo, su creciente influencia como plataformas de ventas podría posicionarlas como un contrapeso a las gigantes retailers. Ya en otras ocasiones se ha hablado de cómo estos negocios están adquiriendo demasiado poder en la industria, poniendo en riesgo la relevancia de las marcas. Con las redes sociales y sus sistemas de venta directa, se podría crear un canal a través del que las compañías puedan volver a empoderarse como agentes del mercado.