• Goldman Sachs cree que, en los próximos años, el mercado de valores valdrá 100 bdd

  • De acuerdo con The Washington Post, hasta un 26 por ciento del mercado pertenece al sector tecnología

  • Apple, Amazon, Alphabet, Microsoft y Facebook son las compañías más grandes dentro de este mercado

Hace unas horas, la app de viajes Uber presentó unos documentos para su Oferta Pública Inicial (IPO). Dentro de muy poco, la compañía protagonizará una de las salidas a la bolsa más esperadas del año. De hecho, algunos agentes creen que su debut será todavía más provechoso que el que realizó su competidora Lyft, que tras un gran arranque se desplomó estrepitosamente. De una forma u otra, muy pronto ambas estarán en el mercado de valores.

En México, el mercado de valores es relativamente pequeño. De acuerdo con El Economista, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) tenía una capitalización de 372 mil 490 millones de dólares (mdd) a finales de 2018. Aún con la llegada de la Bolsa Institucional de Valores (BIVA) en julio del año pasado, el panorama nacional es apenas una fracción de la industria a escala global. De hecho, abarca apenas poco más del 0.4 por ciento del enorme pastel internacional.

De acuerdo con Business Insider, el mercado de valores global tiene un tamaño de 80 billones de dólares (bdd) a escala internacional. Esta cifra representa un incremento de 320 por ciento comparado con los 25 bdd que se registraban en 2009. Estos números sirven para ilustrar no solo la importancia, sino la magnitud de este negocio. A través de él, el dinero disponible en el mundo puede circular, promover la inversión, fondear proyectos y generar riqueza.

Se puede definir el mercado de valores como un mercado en el que se negocia la renta variable y la renta fija de una forma estructurada. Esto, a través de la compraventa de valores negociables, que operan alrededor del mundo. Además, permite la canalización de capital a medio y largo plazo de los inversores a los usuarios.

Más números sobre el mercado de valores global

La mayor parte de la industria bursátil se concentra en Estados Unidos. El mercado de valores norteamericano constituye el 53.3 por ciento del total. No tan de cerca le sigue Japón, el segundo operador más grande del planeta, con 8.4 por ciento. Reino Unido es el tercero, con 5.5 por ciento de todas las transacciones. Al final del top cinco se encuentran China y Francia, con poco más del tres por ciento cada uno.

Así como hay países más importantes que otros, también hay casas de bolsa con mayor participación en el mercado de valores global. Hasta la cima se encuentra el New York Stock Exchange (NYSE). Anualmente, este operador maneja 23.14 bdd al año. La cifra es más del doble de la que tiene su competidor más cercano, Nasdaq. El Japan Exchange Group y el Shanghai Stock Exchange son las únicas otras dos organizaciones que superan los cinco bdd anuales.

El mercado de valores no solo es arrolladoramente cuantioso. También es un negocio notablemente antiguo. La Bolsa de Frankfurt, el intercambio más viejo de todo el mundo, se fundó hace más de 430 años. Es decir, precede a las Bolsas de Nueva York y Londres (las segunda y tercera más veteranas) por más de dos siglos. La Bolsa de Madrid y el SIX Swiss Exchange también tienen una larga historia, pues están muy cerca de cumplir 200 años.

Y como en todas las industrias, el mercado de valores también tiene a sus rockstars. El líder indiscutible es Warren Buffet, que ha reunido 64 mil 600 mdd con sus decisiones de inversión. Le sigue Jorge Paulo Lemann, que “solo” ha podido reunir 27 mil 800 mdd a lo largo de su carrera. Janes Simons, George Soros y Ray Dalio, al final de la lista de los cinco inversionistas más exitosos, apenas pueden juntar el 75.2 por ciento de la fortuna de Buffet.