Huawei aún no se libra del problema; EEUU aún no la sacará de la lista negra

Huawei Phones With No Android
teléfono Huawei sin conexión a sistema Android. Bigstock
  • El sábado Donald Trump dijo que las empresas estadounidenses podrían volver hacer negocios con Huawei

  • Pero el Departamento de Comercio mantendrá a la compañía china en la lista negra

  • Cuando parecía que la guerra comercial daba un paso hacia la solución, todo regresa a un punto muerto

Cuando todo parecía que se lograría una solución al bloqueo de Estados Unidos en contra de Huawei, sale a la luz un reporte que revela que la compañía no saldrá de la lista negra de Washington, al menos no por el momento.

El fin de semana el presidente estadounidense sorprendió al mundo al anunciar durante su participación en la cumbre del G20, celebrada en Japón, que las empresas de su país podrían volver a hacer negocios con la tecnológica china.

“Enviamos y vendemos a Huawei una enorme cantidad de productos que acaban en los distintos dispositivos que fabrican, y he dicho que está bien, que seguiremos vendiendo esos productos. Son productos muy complejos, altamente científicos. A veces somos los únicos con la tecnología necesaria para hacerlos, y he aceptado autorizar que sigan vendiéndolos”, dijo Trump.

La declaración tuvo un efecto positivo inmediato en los mercados, el lunes la mayoría de las bolsas de Asia registraron ganancias impulsadas la salida de la fabricante de los Mate y P, así uno de los principales proveedores de infraestructura de telecomunicaciones.

Un email dice que no saldrá de la lista negra

Al menos el Departamento de Comercio así mantendrá a Huawei. De acuerdo con un reporte de Reuters, el organismo gubernamental indicó a todo su personal que la firma de Shenzhen aún debería ser considerada dentro de la lista negra.

La agencia señala que tuvo acceso al correo electrónico que el subdirector de control de exportaciones de la Oficina de Industria y Seguridad, John Sonderman envió a los empleados del Departamento de Comercio.

La medida mantendría la prohibición a empresas como Qualcomm e Intel para hacer negocios con la tecnológica china y podría ser la respuesta a la ausencia de postura por parte de Google luego de la declaración de Trump, una que muchos medios esperaban y cuestionaron por no darse.

El peso de Huawei

Sabemos que es la segunda mayor fabricante y vendedora de smartphones a nivel global, así como una de las principales proveedoras de equipo de telecomunicaciones, de hecho, según diversos especialistas, es la única capaz de establecer una red completa y funcional 5G, algo que la pone en ventaja por sobre sus principales competidores como Nokia y Ericsson.

Mucho se hablado del impacto que tendría en Google, pues si se implementara un cambio de sistema operativo en sus smartphones, automáticamente Android perdería unos 700 millones de dispositivos, pues el efecto podría no sólo alcanzar los teléfonos de Huawei (que recientemente presumió haber vendido 100 millones de P30), sino que algunos especialistas ven que podría extenderse a otras marcas chinas como Xiaomi y OPPO, entre otras.

Pero ese no es el único efecto que tiene la tecnológica china, para empezar tiene pendiente el reclamo de regalías por más de 56 mil 492 patentes activas en telecomunicaciones, redes y otros inventos, sólo de Verizon serían unos mil millones de dólares, un monto similar es e costo que tendría el desmantelar las redes que ya están instaladas en todo el mundo, de acuerdo con CoBank.

Todos pierden, nadie gana

Huawei ha dicho en reiteradas ocasiones que no le preocupa el bloqueo de Estados Unidos, de hecho, recientemente el CEO de la compañía, Ren Zhengfei dijo al Financial Times que se mantienen enfocados en “hacer lo nuestro, nuestro propio trabajo”.

Sin embargo, es un hecho que esta guerra comercia afecta a todos. La compañía china podría perder en reputación corporativa, market share tanto en equipo de telecomunicaciones como en venta de smartphones y en la relación consustancial consumidores (varios reportes así lo señalan).

En tanto, el gobierno de Estados Unidos también pierde, muchas de sus empresas, a las que asegura proteger, tendría que devengar gastos si Huawei decide responder con las armas que tiene, esto sumado a que se retrasaría el despliegue de las redes 5G, que muchos esperan que sea antes de 2022. Sin duda, varias marcas perderán, pero también lo harán los consumidores.

loading...