Trump, China, Huawei y un saludo inédito en Corea: todo eso pasó el fin de semana

Estados Unidos y China acordaron una tregua comercial, pero la paz definitiva aún está muy lejos. Los mercados reaccionaron positivamente. Qué pasó con Huawei. En Corea también hubo novedades tras el G20.

Estados Unidos
Imagen de Bigstock
  • Trump y Xi Jinping acordaron una tregua en Tokio, pero no mucho más que eso.

  • Huawei podrá seguir comerciando con empresas estadounidenses, pero no está todo resuelto.

  • En Corea, un saludo inédito. Todo eso impulsó los mercados este lunes.

Las mayoría de las acciones comenzaron el lunes en alza en los mercado asiáticos, lo mismo que en Europa, lo que es visto como una señal de alivio para los mercados luego de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y su par chino, Xi Jinping, se reunieron el fin de semana en Tokio, en el marco de la cumbre del G20.

¿Qué acordaron las dos partes? No mucho, es cierto, pero más de lo esperado, lo que ayuda a mejorar las expectativas.

Por un lado, Trump prometió no sumar nuevos aranceles sobre los productos chinos (había amenazado con aumentarlos en otros US$ 300 mil millones).

Mientras tanto, China dijo que comprará más productos agrícolas de los Estados Unidos. Eso será muy útil para los agricultores, el grupo más afectado desde que comenzó la “guerra comercial” el año pasado.

Por otra parte, Trump relajó sus ataques al grupo de telecomunicaciones Huawei.

La empresa, considerada por Estados Unidos como una amenaza para la seguridad nacional podrá seguir haciendo negocios con buena parte de las compañías estadounidenses.

Esta flexibilización permitirá que los teléfonos del gigante chino sigan teniendo Android (Gmail, YouTube, etcétera), pero no incluye el desarrollo en el país de Trump de redes de telecomunicaciones china (en especial, el 5G).

Imagen: Bigstock

Otro hecho inesperado de este fin de semana que fue que Trump se convirtió en el primer presidente de Estados Unidos en entrar a Corea del Norte. Lo hizo por unos minutos, en la frontera sur de ese país, para saludar al líder Kim Jong Un.

Este gesto geopolítico hizo que los mercados respondieran positivamente, por la disminución de las tensiones.

Algo está claro: no se sabe si esta aparente tregua con China, la tensa calma con Huawei y el saludo amigable con Corea del Norte durará más que otras veces en el humor de Trump. Todo podría revertirse con un tweet en cualquier momento.

Tampoco se ha liberado toda la tensión entre los gigantes del comercio mundial: los Estados Unidos y China siguen imponiéndose una enorme cantidad de dólares en aranceles entre sí.

Sin embargo, algo es cierto: los mercados se mueven por las expectativas. Y todos estos gestos generaron mejores expectativas que las que había antes del fin de semana.

El resultado, aumentos importantes en la mayoría de las firmas que cotizan en bolsa.

Cuestión de yuanes

Otra buena noticia para los mercados es que el renminbi (o yuan) chino se fortaleció y cayó por debajo de los 6,9 por dólar. Esto importa porque a partir de los siete yuanes, el gigante asiático siempre está dispuesta a devaluar, lo que desataría una ola deflacionaria en todo el mundo (ya que las importaciones chinas serían mucho más baratas).

De ocurrir, la preocupación siempre inunda los mercados.

Ahora, en cambio, la esperanza es que el dólar se debilite, lo que a su vez, sería una buena noticia para los mercados emergentes y los activos de mayor riesgo, como los bonos de América latina, por ejemplo.