x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

“Historia del líder transformador que logró desarraigarse de una ratonera”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
A través de la mercadotecnia el mundo cinematográfico ha logrado capturar la atención de los adultos dando lecciones significativas y didácticas de lo que es, entre otras cuestiones más, un líder y cómo construye su liderazgo.

En esta colaboración trataremos de distinguir los firmes pasos que, hace casi 10 años, (junio del año 2007) dio un pequeño protagonista en un mundo de porquería, para convertirse en un líder transformador de su existencia y de su contexto.

“… pero la triste verdad que debemos afrontar, es que, en el gran orden de las cosas, cualquier basura, tiene más significado que lo que deja de ver nuestra crítica” Antón Ego, crítico de la gastronomía en el mundo de Ratatouille.

A través de la mercadotecnia el mundo cinematográfico ha logrado capturar la atención de los adultos dando lecciones significativas y didácticas de lo que es, entre otras cuestiones más, un líder y cómo construye su liderazgo.

Hoy día, desde la cimentación de las películas dirigidas para niños, se logra tener un efecto arrollador, máxime cuando parten de una fábula, creando una composición retórica sencilla y breve, combinando como personajes principales a encantadores animales y en ocasiones a personas. Y es el caso de Ratatouille película infantil, norteamericana de animación por computadora producida por “Pixar Animation Studios” y estrenada en junio de 2007. Son personajes animados con grandes moralejas para todo público, y que hoy más que nunca siguen vigentes.

Ratatouille fue un éxito de taquilla, recibió comentarios de la crítica especializada muy positivos, ganó el premio Óscar a la mejor película de animación además del Óscar al Mejor guion original, entre otros muchos premios.

El personaje central
Es una rata llamada Remy, un ser que pertenece a la porción de animales más despreciables y nocivos que puedan existir para la humanidad, Remy con su familia perturbadora, llega a establecer una gran comunidad en derredor de los desechos humanos, generados en una sencilla casa de esta historia de fábula en la hermosa y romántica ciudad de París, Francia.

Como en toda fábula, Remy, su familia y amigos, quienes conviven en el ático de la vivienda de la casa francesa en una villa muy cercana a París, tienen la habilidad de hablar. En la historia sucede que Remy se liga con el mundo de la gastronomía viendo y oyendo a escondidas desde el ático de la casa, un programa de televisión de un Chef que narra acerca del arte de la actividad culinaria y comparte diversas recetas, las cuales Remy hace propias.

Lo que motivó a Remy
La distancia entre el querer y poder, sólo está en tu mente y es del tamaño de tus miedos. Ratatouille

Remy ve en televisión al chef mencionado cuyo nombre es Auguste Gusteau, reconocido y recientemente fallecido en dicha historia, quien expresa en sus programas grabados, en forma repetida que “Cualquiera puede cocinar”, Remy se emociona con esta expresión y se apasiona por el arte de cocinar, ya que posee destrezas olfativa y del gusto indispensables para el mundo de la gastronomía, las cuales le permiten olfatear los alimentos y disfrutar de sus esencias; esta habilidad es manipulada y aprovechada, contra su gusto y voluntad, por su roedora familia, para detectar a tiempo si los desechos de alimentos están contaminados poniendo en peligro la vida de los roedores.

cv-columna-01

Un don identificado y convertido en pasión
Este don transformado en una habilidad, más la motivación del Chef, hacen que Remy decida huir al igual que toda la colonia de ratas por las alcantarillas, cuando la anciana que habita la casa descubre la existencia de la colonia de roedores. La diferencia en su huida, es que Remy decide tomar otros ductos en las alcantarillas, buscando renunciar a ese mundo repugnante de basura.

cv-columna-02

La fortaleza de una alianza
La fábula en la película, lleva a Remy a un restaurante en donde se convierte en un chef incógnito a través de establecer relación y alianza por demás sorpresiva con Alfredo Lingüini, quien trabaja como lavaplatos y chico de la basura en el restaurante del famoso y ya fallecido Chef Gusteau; el joven Lingüini intenta ser chef pero adolece de habilidad y experiencia, pero en gran mancuerna y trabajo colaborativo con Remy, logran preparar deliciosos y tradicionales platillos de la cocina francesa para asombro de los comensales y por supuesto de Skinner, el chef principal y socio del fallecido Chef Gusteau.

El ingenio, la creatividad y el trabajo colaborativo
Producto del método embarazoso de comunicación entre la rata Remy y el joven Lingüini, la historia nos lleva a deleitarnos de situaciones por demás complejas y hasta risibles en cuanto a la elaboración de platillos derivados del trabajo colaborativo de ambos personajes, quienes como colofón de la historia se enfrentan a Antón Ego, crítico gastronómico severo, elitista y extremadamente exigente, que con una sola mala reseña en el periódico puede llevar a un restaurante a la bancarrota, reto que logran superar de manera inteligente, creativa, con sensibilidad y por demás emocionante.

El apoyo de la familia
A su vez Remy la rata, enfrenta el desprecio de su familia de ratas por querer ser diferente. Django padre de Remy, líder del clan de las ratas, no simpatiza con los humanos y trata de persuadir a su hijo para que deshaga su relación con Lingüini, situación que logra superar con el reconocimiento de su padre a su pasión por la gastronomía.

Una rata despreciada, a modo del mundo de las personas
En toda esta trama se presentan varias circunstancias que podrían ser parte de la historia de muchas personas que nacen en ambientes con grandes limitaciones, que por inconformidad de su status y con voluntad llegan contra viento y marea a transformar su vida y consecuentemente su contexto.

Lecciones de liderazgo con sentido humano
¿Y cómo actúa Remy la rata en ese mundo de tanto desconcierto para él? son múltiples situaciones a las que se enfrenta en todo el desarrollo de la historia y que provocan que Remy despliegue lo mejor de su ser en términos de valores y virtudes, contando con las hoy muy mencionadas competencias.

Aquí presentamos dos tablas de lo que pudimos captar de la fábula. La primera se refiere a los hábitos que con la práctica diaria se llegan a convertir en virtudes de un efectivo líder transformador.

cv-columna-03

La segunda tabla describe las competencias y habilidades necesarias para descollar en la actividad que nos apasiona, que en algunos casos son innatas y las más de las veces aprendidas o fortalecidas y que favorecen el liderazgo transformador.

cv-columna-04

Moraleja
Remy es la conjunción de un líder transformador, exitoso e íntegro, paradójicamente es (video) una rata con las competencias, habilidades, virtudes y valores de un ser humano muy humano, de todo un líder que lucha en contra de una vida ratonera. Lo más valioso de este personaje es la lección que nos da con su pasión por la gastronomía y su determinación de ser muy diferente a las ratas.

Parafraseando al crítico de esta historia Antón Ego, expresando: “Qué no cualquiera puede convertirse en un gran líder, pero un gran líder puede provenir de cualquier lado”, incluso de una ratonera.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados