• La salida de la marca Hire llega poco después del fin de otros servicios en la nube, como Google+, Allo e Inbox

  • Según The Washington Post, la subsidiaria de Alphabet está obteniendo ingresos de cinco mil mdd en cloud

  • De acuerdo con Tech Republic, la compañía sostiene solo el 10 por ciento del mercado internacional

A lo largo de los años, numerosas compañías, aplicaciones y servicios han dejado de existir. iTunes de Apple desapareció para consolidarse en otras ofertas, mientras que Blockbuster desde hace años que se extinguió a causa de las plataformas de streaming. Tampoco es raro escuchar que una marca iba a morir, solo para verla revivir poco después. De cualquier forma, es casi imposible diseñar una empresa o propuesta que verdaderamente sea eterna.

Otra marca se ha sumado al ciclo sin fin de la vida comercial. De acuerdo con The Verge, Google cerrará su servicio Hire el próximo 1 de septiembre del 2020. La plataforma formaba parte de su oferta cloud y buscaba ayudar a reclutadores de pequeñas empresas a encontrar talento. El proyecto fue lanzado comercialmente en julio de 2018. Al respecto, la tecnológica aseguró que enfocarán sus recursos en otros elementos de su portafolio en la nube.

¿Qué significa la muerte de una marca cloud?

La industria de los servicios en la nube se ha vuelto muy competitiva entre las principales compañías de tecnología. Salesforce y Alibaba se aliaron en julio pasado para tratar de conquistar el mercado asiático. Por su parte, la misma Google había adquirido una marca de análisis de datos en junio. Agentes como Microsoft, Adobe y IBM buscan hacerse un lugar en la industria.

El negocio cloud, según cifras en Hosting Tribunal, alcanzaría un valor de 258 mil millones de dólares (mdd) para finales del año. Así pues, no solo es un mercado atractivo para casi cualquier marca de tecnología. También está fuertemente reñido. Reportes citados por Forbes apuntan que Amazon controla casi la mitad de toda la industria. Sus rivales quieren quitarle este dominio a raíz de los crecimientos a doble dígito que se esperan para los próximos años.

Se pueden asumir varias cosas con la salida de esta marca del entorno cloud. Es evidente que las tecnológicas están asumiendo un enfoque mucho más directo en la forma que van a abordar la batalla de la nube. Ya no les basta con tratar de encontrar servicios de nicho. De seguro porque sus retornos de inversión no son suficientes. Parece que la tendencia, al menos a corto plazo, será concentrar sus esfuerzos en los elementos más valiosos del mercado.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299