Fisher-Price retira 5 millones de cunas por peligrosas; pero culpa al consumidor

Fisher-Price_Rockn Play Sleepers_comunicado
Imagen: Twitter vía @FisherPrice
  • Fisher-Price retirará de manera voluntaria millones de cunas Rock ‘n Play Sleepers

  • Las cunas se relacionaron con la muerte de al menos diez bebés en los últimos diez años.

  • La marca es propiedad de Mattel y reporta ventas por más de 1,200 mdd

La marca de juguetes y productos para infantes Fisher-Price retirará del mercado cerca de 5 millones cunas para bebés de manera voluntaria tras hacer una revisión en colaboración con las autoridades.

Hace unos días tanto la marca, como la Comisión de Seguridad de Productos para el Consumidor de Estados Unidos (CPSC, por sus siglas en inglés) emitieron una alerta a los consumidores para que dejaran de comprar el producto Rock ‘n Play Sleepers.

Un producto peligroso

De acuerdo con diversos informes de la prensa, la CPSC vincula el producto con más de 30 muertes de niños en 10 años -cuando se inició la comercialización del producto-, razón por la cual se solicitó a los padres que dejen de usarlo de manera inmediata.

“Insto a los padres a que dejen de usar este producto de inmediato y se comuniquen con Fisher-Price para obtener un reembolso o un cupón”, dijo Ann Marie Buerkle, presidenta interina de la comisión citada por CNN.

Al respecto, la marca indicó que en total serán 4,7 millones de sillas Rock ‘n Play Sleepers de manera voluntaria, pero sostuvo que continuará defendiendo la seguridad de todos sus productos.

“Con estas acciones, queremos que los padres de todo el mundo sepan que la seguridad siempre será la piedra angular de nuestra misión, que estamos comprometidos con estos valores y que continuaremos priorizando la salud, la seguridad y el bienestar de los bebés y niños en edad preescolar que utilizan nuestros productos”, dijo Chuck Scothon, gerente general de Fisher-Price.

Fisher-Price fue fundada en 1930 como una filial de Quaker, pero en 1991 la marca fue vendida a Mattel Inc.. Actualmente reporta ventas por más de mil 200 millones de dólares a nivel mundial (2018).

¿Responsabilidad del consumidor?

No obstante, a través de un comunicado publicado en el sitio de Mattel, dueña de la marca, el ejecutivo aseguró que sus productos son seguros, y explicó que en algunos de los incidentes, estos fueron causados debido a que no se siguieron las instrucciones de seguridad de las cunas.

“Sostenemos que nuestros productos son seguros. Sin embargo, debido a los incidentes reportados en los casos en que el producto se utilizó sin seguir las advertencias e instrucciones de seguridad, decidimos retirar voluntariamente” las cunas, escribió Scothon.

Fisher-Price_Mattel_comunicado
Imagen: comunicado Mattel

Ciertamente muchas veces los consumidores no seguimos de manera correcta las instrucciones de uso de los productos que adquirimos, sin embargo, las marcas son responsables de hacer seguimiento y pruebas de sus productos.

Y esto no sucedió sino hasta que el viernes 5 de abril la CPSC y Fisher-Price emitieron la advertencia citando la relación del producto con la muerte de diez infantes desde 2015.

Sin embargo, el lunes pasado, Consumer Reports cuestionó este modelo de silla, asociándolo con la muerte de “al menos 32 bebés”, según informó DW.

Fisher-Price_CPSC_comunicado
Imagen: comunicado CPSC