Luego de una fase de pruebas que presentaron resultados positivos, este viernes el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, indicó que la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) había otorgado una autorización a Gilead Sciences Inc para el uso de Remdesivir en el tratamiento de casos de emergencia por COVID-19.

La medida para este antiviral experimental es importante si se considera que al momento no existe ninguna vacuna ni tratamiento autorizado para el tratamiento de esta enfermedad.

¿Accesible para todo el mundo?

El presidente de Gilead Sciences, Daniel O’Day, calificó la mencionada autorización como un primer paso de gran importancia, al tiempo que detalló que la compañía estará donando 1.5 millones de unidades del medicamento para ayudar a los pacientes.

Esta decisión llega luego de que en días pasados STAT Reports, medio especializado en salud que informara que en un hospital de Chicago, en el que se trata a manera de ensayo a pacientes con coronavirus con Remdesivir, los afectados se recuperaban rápidamente de síntomas graves.

Según lo publicado por dicho medio, gracias al medicamento mencionado, se “están viendo recuperaciones rápidas de fiebre y síntomas respiratorios, con casi todos los pacientes dados de alta en menos de una semana”.

“El mundo entero ha estado esperando los resultados de los ensayos clínicos de Gilead, y los resultados positivos probablemente conducirían a aprobaciones rápidas por parte de la Administración de Drogas y Alimentos y otras agencias reguladoras (de Estados Unidos). Si es seguro y efectivo, podría convertirse en el primer tratamiento aprobado contra la enfermedad”, detalló el reporte.

“Puedo asegurarles que estamos todos enfocados en garantizar que este medicamento sea accesible y económicamente viable para los pacientes en todo el mundo”, dijo O’Day en una entrevista para la NBC.

Lo cierto es que con esta medida la empresa tiene en sus manos un avance que podría significar la cura para millones de personas, pero también representa la apertura de un negocio que sin aún concretarse ya deja ganancias para el laboratorio detrás del medicamento.

Luego de darse a conocer la decisión sobre el Remdesivir tomada por la FDA, las acciones de Gilead Sciences registraron un repunte en su valor nada despreciable.

Remdesivir

El negocio que está en juego

Erradicar de raíz y combatir efectivamente el problema es una oportunidad que ningún país ni tampoco ninguna empresa querrá dejar pasar.

El negocio ha sido probado antes y curiosamente por la misma compañía. Cuando se dio el brote de la influenza A-H1N1; el ingrediente activo Oseltamivir (Tamiflu) resultó eficaz para tratar a los infectados. Este medicamento estaba patentado por la empresa Gilead Sciences, que obtuvo ganancias millonarias producto de las regalías.

Durante 2008, las Gilead Sciences obtuvo de Roche por las ventas de Tamiflu se ubicaron en 35 millones de dólares; sin embargo, luego del brote de influenza y una vez mostrada su eficiencia para combatir esta enfermedad, este número se multiplicó por 10 de acuerdo con la agencia de noticias Swis Info.

Con la decisión tomada por las autoridades estadounidenses y de comprobarse la efectividad del Remdesivir, la historia podría repetiste con un escenario aún más beneficioso para la marca tanto por el alcance de la enfermedad como por la urgencia de encontrar un tratamiento ante la curva de crecimiento de los brotes.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299