• Las empresas necesitan comprender qué estrategia implementar en medio de la contingencia por el COVID-19 que tiene asolado a México.

  • El decrecimiento en ventas y operación ha sido evidente en los negocios, tras el impacto de la pandemia.

  • Las marcas han incluso tenido que migrar a nuevas categorías.

La pandemia de COVID-19 que se vive en México, se ha convertido en uno de los más grandes desafíos ante el cual se enfrentan emprendedores, marcas y todo el ecosistema comercial que vio cómo de la noche a la mañana, sus modelos de negocios fueron obsoletos.

Este libro te ayuda a dominar las redes sociales a través de Twitter

Las marcas se encuentran en un alto total en medio de esta contingencia y han tenido que replantear su operación, para lograr mantener la actividad comercial estudiando el contexto, narrando la data que se está generando en esta contingencia y asumiendo retos creativos y de operación, que antes no se hubieran imaginado desempeñar.

Estados Unidos ha sido uno de los grandes afectados por esta pandemia a nivel mundial y como el enorme mercado que es, vale la pena observar los efectos que la pandemia ha tenido en su ecosistema de negocio.

Un estudio compartido de Thomson Reuters e Ipsos encontró que el 29 por ciento de encuestados consideró que las ventas se han contraído, mientras que un 25 por ciento dijo que se ha encontrado con un problema en la cadena de suministro para mantener su actividad a flote.

Merca2.0 platicó con Gabriel Beltrán, director de CIDP Business School, entidad que forma parte del mercado de educación continua en el que encontramos otras grandes instituciones como la Escuela de Mercadotecnia, que cuenta con una amplia oferta de programas directivos y diplomados orientados a la enseñanza del marketing digital, entre otros innovadores temas.

Little Caesars desafía a la contingencia

Beltrán revela en esta entrevista simples consejos que se convierten en grandes lecciones de cómo deben de responder las marcas durante esta contingencia.

Merca2.0 – ¿Cuáles consideras que son los principales factores de riesgo que enfrentan la gran mayoría de las empresas en México ante esta crisis?

Gabriel Beltrán – Considero que primero está el tiempo de vida de la mayoría de las empresas, entre menor sea éste, más complicado será sortear una crisis de este tamaño. Otro factor es el giro, ya que no todos los servicios o bienes pueden ser migrados para ofrecerse vía web.

Mercados, cines, gimnasios, centros comerciales, todos ellos lo tienen muy complicado. Y el que pudiera ser el mayor riesgo es la falta de liquidez y apoyos por parte del gobierno, ya que seguir cumpliendo con los compromisos de las empresas mientras que no se puede generar flujo las coloca en una situación crítica.

Merca2.0 – No todas las empresas están preparadas para detener sus actividades, ¿cuál sería la forma para poder modificar los presupuestos y en qué poner las inversiones?

GB – Cada empresa tendrá que adaptar sus presupuestos con lo estrictamente esencial, haciendo una revisión profunda de qué es lo que puede continuar y de qué se puede prescindir para generar ahorro, y retomar impulso una vez que las condiciones lo permitan, enfocándose en una recuperación tan rápida como sea posible.

Las inversiones más congruentes para este momento son, justamente, las que puedan hacerse en empresas que cuenten ya con una trayectoria, que hayan podido seguir proporcionando servicios en esta contingencia, como servicios vía web, artículos de limpieza y desinfección, maquiladoras, educación financiera en línea, entre otros.

Mreca2.0 – ¿Cuáles serían los consejos que tú como empresario podrías dar para encontrar la manera de reanudar la productividad y flujos de efectivo o activos circulantes?

GB – El primer paso para tratar de mantener un flujo sería revisar qué opciones existen para negociar pagos con proveedores y servicios, y centrarse en los productos o servicios que permitan mantener un alto margen.

Merca2.0 – ¿Qué recomiendas para ir reactivando la economía o evitar el frene de manera drástica?

Es imprescindible intentar darle la vuelta a las restricciones que nos presenta la contingencia: evitar el paro total de las actividades a través de la oferta de servicios a domicilio o por vía web.

Cualquier alternativa que ofrezca la posibilidad de generar ingresos, por mínimos que parezcan, es mejor que quedarse estático. El aprendizaje también es esencial, tanto en el sentido de documentar estas experiencias para corregir errores y prepararse para futuros acontecimientos, como en el de mantener al personal activo a través de la capacitación. Si bien la mayoría no puede acudir a su centro de trabajo, se puede explotar la posibilidad de ofrecerles cursos y talleres en línea que, además de mantenerlos activos en el aprendizaje, puede generar iniciativas para la reactivación de la empresa.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299