Errores de comunicación más comunes de una Startup

De acuerdo con The Kauffman Index, poco más de 500 mil personas inician un nuevo negocio cada mes

En ocasiones, para una nueva empresa puede ser complicado resaltar ante la competencia. Sin embargo, fuera de ese centro de atención y mucho más aparte de esta situación, las organizaciones startup tienen mayores dificultades para poder desarrollarse plenamente. Desde establecer un plan de comunicación definido, hasta obtener y optimizar los recursos para otras áreas.

La distribución de inversión puede ser el punto que comienza con el problema de este tipo de compañías emergentes. Dar a conocer el negocio es una de las acciones más importantes en las que deben pensar, pues es la forma en la que pueden dar a conocer el negocio de manera exponencial para incrementar su participación en el mercado donde se desenvuelven.

Según el Mapa del Emprendimiento 2017, un 9 por ciento de startups únicamente tiene entre 3 y 5 años de vida. Accenture revela que sólo el 28 por ciento de los consumidores afirma ser leal a una marca, lo que representa un problema para estas nuevas empresas, ya que, de entrada, parecen tener un panorama marcado para empezar a quedar rezagados en el amplio mercado.

Aunque el avance de la tecnología ha permitido que la mayor parte de las inversiones en PyMEs desarrollen su actividad en el sector tecnológico, mantenerse atento a los fondos que aporten exclusivamente a su modelo de negocio se hace complicado, al momento de que la inversión en consumo tiene que tomar en cuenta otro tipo de estrategias que se adapten a las necesidades del consumidor.

Estos son los errores más comunes de una startup que se deben evitar.

1. No invertir en comunicación

Con la intención de ahorrar o, incluso, por falta o escasez de recursos, muchos olvidan que si no invierten en comunicar el negocio o proyecto, pocos sabrán de su existencia. Esto puede provocar que no haya nuevos inversionistas o que aparezca un competidor más (y termine por ganar la lucha del mercado).

2. Empezar a buscar el mercado de la competencia 

Una empresa emergente no debe preocuparse por el espacio de la competencia, ya que no significa que tengas que estar ahí, sin excepción. Acercarse a los medios con una estrategia definida logra un impacto mayor, con una línea propia de por medio, permite generar una identificación del usuario con tu marca, ya que muestra valores y características únicos.

3. No ser constante

La comunicación debe ser proactiva y mantenerse por medio de un plan integral que genere confianza en los consumidores. Recuerda que el mercado está saturado de empresas, por lo que ganarse el estima y valoración del cliente es vital. Sin importar que ya tengas un lugar, si mantienes comunicación constante como uno de los ejes principales de tu estrategia, seguirás en la mente de los usuarios.

4. No atender los canales digitales 

Hoy más que nunca, la comunicación se mueve por diferentes canales y áreas, sobre todo digital. Esto se tiene que tomar en cuenta de forma correcta, ya que puede potenciar lo resultados de tus estrategias de comunicación. Algunas personas utilizan redes sociales (más de 5 mil millones en el mundo), otros prefieren navegación web (poco más de 4 mil millones); ya no se pueden dejar pasar por alto. Para esto, hay diferentes opciones que puedes ejecutar y aprovechar.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299