En 2021 habrá en México 7 objetos conectados por persona, producto de la evolución del Internet de las Cosas

Según Gartner las compañías están en disposición de invertir unos 250 mil millones de dólares al año en el Internet de las Cosas para 2021

La característica básica que define al internet de las cosas es que conecta los objetos a internet y esto hace posible que también se comuniquen entre ellos. Su objetivo es conectar y comunicar miles de dispositivos para aprovechar al máximo sus aplicaciones. El internet de las cosas permite hacer una gestión eficiente de la comunicación, tanto entre las máquinas como entre las personas, lo que conlleva una gran reducción de costos para las empresas.

Las empresas se encuentran en mitad de una transformación hacia un modelo cada vez más inteligente, donde prima la productividad pero también el respeto al medio ambiente y la cultura empresarial. Ahora el instrumento básico es una computadora con acceso a internet, pero poco a poco se van introduciendo otros objetos conectados a la Red que ayudan a aumentar la productividad de las compañías.

El Internet de las Cosas es el punto de inflexión que está influyendo en aspectos tan distintos como la gestión de datos, la creación de nuevos modelos de negocio y el acceso a la conexión en lugares remotos. Los expertos recuerdan que “es importante entender que la conectividad ya no tiene que ver solo con computadoras e impresoras, sino con un ecosistema complejo capaz de convertir objetos en servicios inteligentes”. Repasamos siete formas en que el internet de las cosas cambia los negocios.

Según los expertos, México está listo para adoptar el Internet de las Cosas y esto lo demuestran los diferentes sectores involucrados con sus respectivas iniciativas.

Por ejemplo, en Telecomunicaciones, uno de los sectores para el desarrollo y que determinará el impacto del Internet de las Cosas en México, se están haciendo esfuerzos importantes para tener una conectividad a internet eficiente y redes móviles funcionales y con capacidad para soportar la recepción y transmisión de grandes volúmenes de datos en tiempo real.

Al respecto, México tiene algunas ventajas como por ejemplo en redes móviles 4G LTE, la velocidad de navegación que ofrece Telcel es de 23.31 Mbps, muy por encima del promedio internacional que es de 17.4 mbps.

Asimismo, Telcel migró en 2018 de la 4G a la 4.5G, con lo que aumentó en siete veces la velocidad de navegación. Con ello incrementó en forma exponencial las posibilidades de crecimiento, la implementación y el desarrollo del Internet de las Cosas.

Por otra parte, las empresas del sector telecomunicaciones están cambiando sus redes de instalación de hilos de cobre por fibra óptica lo que optimizará el tráfico de datos por internet.

Es un hecho que la mayoría de los emprendimientos impulsados por las startups son innovaciones digitales en que el Internet de las Cosas es necesario para su implementación.

México es el segundo país con mayor número de startups en América Latina y tiene la mejor distribución de este tipo de empresas en su territorio. Por ejemplo: el 32% de las startups se ubican en la Ciudad de México; 10% en Guadalajara, 8% en Monterrey y el resto en otros estados. Pero esta distribución es un dato menor cuando la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) señala que nuestro país tiene un ecosistema para generación de startups cada vez más maduro y en expansión.

Esto implica que hay facilidades para obtener capital semilla, un marco regulatorio favorable, que hay instituciones de capital de riesgo que le apuestan al talento mexicano, entre otros actores y factores que hacen posible que el ecosistema se robustezca conforme pasa el tiempo. En este sentido, la OCDE ha señalado: “se invierte en promover la cultura emprendedora en el país y se impulsa la imagen de México como un lugar de para emprendimientos de impacto global”.

En lo que respecta al sector público, el Gobierno esta creando las condiciones para una adopción más rápida del Internet de las Cosas sobre todo para el ámbito empresarial e industrial. También está generando mejores condiciones para establecer ciudades inteligentes y todo lo que ello implica en los estados de la república.

Ejemplo palpable es el proyecto Ciudad Maderas en Querétaro, la cual se ha anunciado como la primera Smart City que habrá en este país, las sinergias entre el sector público y privado para que todo este conectado será fundamental para que esta ciudad se haga realidad.

Según la consultora tecnológica Gartner, en un par de años tendremos cerca de 21.000 millones de aparatos conectados a internet, y las compañías están en disposición de invertir unos 250.000 millones de dólares al año en esta tecnología, según Boston Consulting Group. Con ello, en 2020 habrá en México siete objetos conectados por persona, en lugar de dos que se tenían en 2015.

México está listo para adoptar el Internet de las Cosas y esto lo demuestran los diferentes sectores involucrados con sus respectivas iniciativas.

“El resultado es un cambio radical de la forma de trabajar, optimizando las operaciones y alcanzando un nuevo estadio de eficiencia”, según explica Alberto Martínez, director general de Lantek.