x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

El problema Disney con Oswald the Lucky Rabbit que deja una gran lección al emprendedor

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Oswald The Lucky Rabbit, un personaje que perteneció a Universal Studios y que fue creado por Walt Disney y Ub Iwerks antes de Mickey Mouse.

Sin duda, uno de los personajes más populares y queridos alrededor del mundo es Mickey Mouse pero, para llegar al punto que actualmente tiene el emblemático ratón de Disney, tuvieron que superponerse a muchos retos.

Uno, que probablemente sea entre los más importantes de su historia, es el problema que tuvo el fundador de la gigante de Burbank con Oswald the Lucky Rabbit, y que nos deja una gran lección de branding y de negocio.

Un pleito que no se quiso disputar

Ciertamente, hoy es probable que pocas (o nadie) sepa de la existencia de Oswald The Lucky Rabbit, un personaje que perteneció a Universal Studios y que fue creado por Walt Disney y Ub Iwerks, antes de fundar su propia productora.

En ese sentido, el conejo ‘de la suerte’ era el más popular en la segunda década del siglo veinte y, forzaron a los creadores a ‘cobrar barato’ (reducir los costos), algo que tuvieron que aceptar pues no poseían los derechos del personaje.

Fue entonces que, en lugar de entablar una batalla legal que probablemente perderían, Disney y Iwerks decidieron independizarse y crear un nuevo personaje para competir directamente con Oswald. El resultado, todos hemos escuchad o visto al menos una vez en nuestras vidas algo relacionado con Mickey Mouse.

De acuerdo con Jonathan Løw, emprendedor que en un sólo año pasó de fundar su startup a tener clientes en 120 países, esta anécdota sirve para destacar una lección importante que todo emprendedor debería aprender.

El fundador de JumpStory sostiene que lo más valioso en una economía no es lo que hacen los autores, sino su capacidad para hacerlo. En ese sentido, expone que Universal ‘extorsionó’ a Disney y Iwerks para conservar los derechos de los personajes, pero en cambio perdieron lo más valioso de todo producto: la capacidad de crear.


Te puede interesar:


Todo está en el ADN

Su argumento es sólido, la gigante de Hollywood pudo mantener los derechos de Oswald, pero no conservó el talento para darle carisma y construir sus historias, algo que no cualquiera puede tener. En cambio, los dos noveles emprendedores imprimieron ese sello en el personaje que, probablemente sea el más famoso del mundo.

En ese sentido, Løw señala, en un texto publicado en The Next Web, que es sumamente importante “comprender las perspectivas de los autores y propietarios es fundamental para comprender cómo los autores y propietarios dan forma a la economía”.

¿Por qué? Hace énfasis en la capacidad de crear, el talento, algo que muchos empresarios y propietarios pierden de perspectiva pensando que el espacio laboral o la empresa es lo que da valor al producto, cuando en realidad es el talento detrás del producto lo que aporta ese valor agregado.

“En la década de 1920, hubiera sido fácil mirar el éxito de Oswald y pensar que el personaje estaba donde estaba el valor. Pero esa interpretación, que es la perspectiva del propietario, está muy equivocada porque el valor real no estaba en Oswald, sino en el conocimiento, el arte y la creatividad encarnados en Disney e Iwerks. “(…) Como prueba más de eso, considere los próximos pasos de Disney e Iwerks. Después de Mickey, continuaron ampliando los límites de la industria cinematográfica. Su siguiente gran proyecto fue una película trascendental: Blancanieves , la primera película animada de larga duración”, expone.

Sin duda, Løw toca un punto muy importante y es la capacidad de innovar, desarrollar y crear. Algo que no todos los empresarios tienen y por ello es muy importante contar con el talento y darle libertar y apoyo para desarrollarse; basta poner como ejemplo a Jony Ive, una de las principales figuras detrás del resurgimiento de Apple y ser el responsable de dar forma al iPhone y al iMac… sin duda Steve Jobs era un gran visionario y empresario, pero la empresa no sería lo que es sin el talento de Ive.

“En realidad, cuando lo piensas, lo que Disney hizo en ese entonces fue mucho, de lo que hablamos en el mundo de las startups y la economía de crecimiento de hoy: arriesgarse a ir con todo, atreverse a fallar. Esto es especialmente cierto ahora en un momento de crisis inducida por una pandemia, donde algunos pueden congelarse por miedo en lugar de ser atrevidos como Disney”, sostiene Løw.

Romper barreras

La realidad es que sus argumentos son sólidos. El emprender subraya la capacidad de “la superioridad económica de la autoría frente a la propiedad”. Y, lo expone con otro ejemplo de éxito que se atrevió a romper las fronteras: Ed Catmull, John Lasseter y un grupo de innovadores con Pixar.

“Irónicamente, sufrieron un destino similar al de Disney e Iwerks, ya que The Walt Disney Company poseía los derechos de los personajes de Toy Story . Pero, una vez más, los autores prevalecieron contraatacando con nuevas creaciones. En este caso: Monsters Inc . y Buscando a Nemo. Al final, Walt Disney Company tuvo que aceptar la superioridad creativa de Pixar y decidió unirse a ellos en lugar de luchar contra ellos”, recuerda al sostener su idea de que lo que valen son las ideas, y no el peso económico de las grandes empresas.

De hecho, esa idea es probablemente la más importante en su artículo: “Las recompensas monetarias simples no son el principal impulsor de luminarias como Disney, Iwerks o Lasseter. Los autores buscan trascender, no por ego, sino porque quieren contribuir con algo útil, memorable, estimulante o inspirado al mundo que los inspiró”, destacó el autor.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados