x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

El gran negocio del café no está en Starbucks, sino en marcas como Nescafé: ¿Por qué?

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Si se observa cómo las personas consumen café en México, hay ciertas marcas que claramente tienen más posibilidad de dominar el sector
  • El 80 por ciento de las tazas de café que se consumen diariamente en México son endulzadas con azúcar, miel o productos del estilo

  • Para los estados del centro y sureste del país, se tiene una especial predilección por el americano más fuerte

  • Del lado contrario, es más probable que la gente en el norte prefiera rebajar su bebida con sustitutos de crema, leche o similares

Pocos productos de consumo tienen la popularidad internacional del café. A escala global, la bebida es parte de la rutina diaria de alrededor de mil millones de personas, de acuerdo con cifras de DealsOn Health. Lo anterior, naturalmente, crea una enorme industria alrededor de este producto que genera miles de millones de dólares (mdd) de forma anual. Específicamente, en datos de la IISD, tenía un valor de mercado de unos 83 mil mdd en el sector retail en 2017.

Lo anterior significa también que hay un interés muy puntual de las marcas por capturar la mayor parte de este mercado que sea posible. En este sentido, los nombres que suelen ser más reconocidos por la industria son los de las grandes cadenas de café, como Starbucks. No es para menos, considerando que no solo es la segunda marca más valiosa de todo el mundo en la categoría de comida rápida, según Statista. Además, genera 26 mil 510 mdd anuales.

Sobre la situación particular del café en México

Aunque podría ser cierto que estas grandes y consolidadas cadenas de cafeterías podrían ser el mayor jugador en la industria del café en otros países, no es así en México. Al menos no si se consideran los hábitos de los consumidores nacionales. En un estudio realizado por Kantar, a pedido de Nescafé, se dice que una de las diez bebidas que más se toman en la República es justamente la taza de café. Lo curioso es la categoría que más prefieren estas audiencias.


Notas relacionadas


La mayoría de los momentos de consumo en México es con productos solubles. Ello responde directamente a la forma y el punto del día en la que la gente dentro del país se toma su taza de café. En siete de cada 10 veces, la gente se toma esta bebida en su mismo hogar. De hecho es más frecuente que la gente lo disfrute en el trabajo que en una cafetería, como dice Rosa María Cordero, directora de Marketing de Nescafé México, en una exclusiva para Merca2.0:

Sorprendentemente, descubrimos que se beben más tazas de café dentro de México en el trabajo o la oficina que en cafeterías. También es común que, para comenzar el día, muchas más personas aseguran beber café dentro del mismo transporte público o en el camino a su primera actividad, que en restaurantes. Por eso, los mayores momentos de consumo son, ya sea durante o en lugar del desayuno, y por la noche como bebida que acompaña a la cena.

Un golpe determinante contra Starbucks (y a favor de los solubles)

Podría esperarse que, a raíz de la pandemia de COVID-19, esta tendencia por consumir café en hogares y no en locales especializados se haya consolidado en México. Al menos así ha sucedido en otros mercados importantes para la industria cafetera. En datos de Comunicaffe, la pandemia incrementará el sector at-home en un importante 4.9 por ciento. Así pues, no es descabellado pensar que esto podría significar un fenómeno similar dentro de la República.

Esto podría ser un golpe contundente para Starbucks dentro de México, así como en otros países donde se compartan hábitos de consumo de café similares. Algunas cifras ya cuentan esta historia, como su primer pérdida neta trimestral en más de siete años (según el Financial Times). Si a eso se suma que esta cadena, como muchos otros locales físicos, ha tenido que hacer cambios radicales a su experiencia in-store, la situación se pinta un poco más compleja.

Claro, también hay que considerar el hecho que Starbucks no vende café, sino experiencias; como cualquier gran primera lección de marketing (e innumerables memes) lo recuerdan. Sin embargo, no se puede pasar por alto que el mercado del café en México, en ventas, tiene un valor de al menos 24 mil 850 millones de pesos anuales desde 2016, según Amecafe. Y la gran mayoría parece que lo están obteniendo marcas como Nescafé y no las cadenas de cafeterías.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados