El caso Lord Café: cómo un CEO puede matar a su propia marca

  • México se ubica en la posición número siete entre los 10 países más adictos a las redes sociales.

  • Unos 88 millones de mexicanos las utilizan.

  • El video de Lord Café, el director del Restaurante La Gorda, va más allá de la viralidad, tiene aristas dignas de analizar.

El video viral en el que aparece el director del Restaurante La Gorda, en Zapopan, Jalisco, pateando y aventando café a una conductora que le chocó, le valieron el apodo de Lord Café.

Más allá del apodo, las redes sociales demostraron una vez más su enorme poderío, pues el tema terminó en la Comisión Estatal de Derechos Humanos, por lo que Daniel Gutiérrez Rodríguez se disculpó con Sofía, a quien envió una carta.

La mujer grabó la violenta reacción que tuvo el sujeto y él mismo reconoció que su conducta no es propia de una persona normal y que debe acudir con especialistas. 

Más que un video viral con reacciones positivas y/o negativas en las plataformas, el caso derivó en consecuencias legales y también de reputación de marca para la franquicia del Restaurante La Gorda, ante el llamado de los internautas a boicotearlo.

De inmediato se deslindaron de la actitud de su “colaborador”, pero trataron de omitir que se trataba del CEO, pero los usuarios digitales y las posibilidades que brinda internet, localizaron de inmediato el cargo, foto relacionada y hasta datos íntimos, un punto digno de debate.

Daniel Gutiérrez Rodríguez se disculpó con Sofía, pero el antecedente queda como un importante impacto a la reputación de la franquicia, su CEO “mató” a la marca.

Otros ejemplos de lo que puede causar un CEO a su compañía son los casos de Tesla o YouTube. Robyn Denholm dijo que reemplazarían a Elon Musk como CEO de Tesla, después de que el multimillonario tuviera que anunciar que dimitiría como máximo directivoa como parte de un acuerdo con los reguladores estadounidenses, debido a que publicó un tuit en el que decía que estaba considerando volver a convertir a la firma en privada.

En el segundo caso,  Susan Wojcicki, quien se disculpó con la comunidad LGBTQ luego de una reacción generalizada a las recientes decisiones políticas de la propia firma respecto al canal conservador Steven Crowder.

Ambos casos tuvieron un impacto enorme, pues la figura del CEO se ha convertido en el embajador principal de la marca, un error del directivo es una crisis de marca segura para la compañía, lo que se convierte en pérdidas económicas y de reputación.

Desde Weber Shandwick México, indican que la imagen de una empresa está intrínsecamente ligada a la reputación de su presidente ejecutivo. La reputación positiva del CEO aumenta la atracción de los inversores (88 por ciento), la protección contra crisis (91 por ciento) y la atracción y retención de talento (81por ciento y 79 por ciento respectivamente).

Las marcas que supieron acercarse

Algunas marcas como Hotel Acantilado, Vinos y Licores El Papi, Rey Monster Car Wash y PITS Auto Spa emprendieron la búsqueda de Sofía para compensarle el mal momento.

Desde reparaciones hasta vacaciones llegaron a la víctima del mal momento, como una estrategia de las pequeñas marcas para tener exposición masiva en sus redes sociales derivado del tema viral.

loading...