El e-mail marketing, ¿aún funciona?

México.- Con el apogeo de las redes sociales y el llamado content marketing, parece posible que poco a poco nos vayamos olvidando del correo electrónico. Muchas empresas todavía mantienen la tradición y siguen mandando boletines con la información más relevante de sus productos y descuentos mediante esta vía pero, ¿aún funciona como herramienta de mercadotecnia?

Más notas relacionadas:
5 pasos básicos para dominar el SEO y posicionar tu negocio
5 consejos de publicidad para las pequeñas empresas
Pros y contras de crear aplicaciones para negocios

Según un estudio llevado a cabo por ExactTarget, 77% de los consumidores permiten y quieren recibir notificaciones por e-mail de las empresas. Acorde a Convince and convert, de ese porcentaje el 33% de ellos los abren de acuerdo a la línea del asunto, si les resulta atractiva o no. Un reporte de estadísticas de email, llevado a cabo por The Radicati Group, arroja que en el 2016, habrá un estimado de 4.3 billones de cuentas de e-mail.

Considerando estas estadísticas, parece importante replantearse qué tan relevante es la publicidad vía correo electrónico. Sigue vigente, es un hecho, pero mucho de su éxito depende directamente de lo bien que lo manejen las empresas. Hay que tomar en cuenta que, en primer lugar, el boletín de tu empresa llega a targets definidos que están interesados en ti, ellos mismos se inscribieron o a él o te dieron la cuenta de correo para que llegaran tus notificaciones. Pensar positivo en ese sentido te ayudará a aprovechar mejor las bondades mercadotécnicas del correo electrónico.

Debes considerar que los correos, por lo general, se revisan de forma constante pero muy rápida, así que lo mejor es idear una manera de que tus productos o promociones impacten con la misma rapidez. Optimizar el diseño y crear encabezados efectivos ayudará a que los posibles consumidores se sientan más atraídos por lo que ofreces.

También resultará efectivo que no mandes más de uno al día, o que si lo haces, los receptores tengan la opción de elegir cada cuanto recibirlos. Por último, recuerda que maneras de segmentar tus listas de correo. Sabiendo que no todos tus clientes están buscando las mismas cosas, ser metódico en lo que reciben unos y lo que reciben otros te ayudará a darle mejor orientación a tus esfuerzos, y los clientes lo notarán.

En conclusión, la estrategia con correos electrónicos todavía es funcional, es cuestión de sacar el máximo provecho de ella.