Demasiadas asesorías, consultorías, coachings, es hora de destacar

¿Te ha sucedido que no quieres llamarle a alguien porque ya sabes lo que te va a decir o contestar, siempre dice lo mismo? Es cansado ¿verdad?, aburrido. A mí me sucede y aun cuando cambio la forma de comunicarme o preguntar, la respuesta es la misma. Me hace alejarme. Pienso que es como ver tres veces una película que no te gusta, ¿podrías?

Abres cualquier red social y la oferta de asesorías, consultorías e incluso coachings es abrumadora y ese no es el verdadero problema, el tema es que todas dicen lo mismo: ¿Cómo quieres sentirte? ¿Qué estás haciendo para cuidarte? Disfruta de salud integral, Logra el éxito en redes sociales, El marketing, conviértete en un experto, en fin, pan con lo mismo. “Negocios” destinados a no ganar más de lo ya han ganado. Y claro, los primeros en dar coaching de vida o de lo que sea fueron los ganadores, como en una pirámide el que comienza es el que gana todo el dinero. Después de la novedad pasan a formar parte del paisaje, se repiten.

¿Qué puedes hacer ante esto, cómo destacar sin cambiar el giro de tu negocio?, ¿vestirte de amarillo chillante, ponerte bocinas en la cabeza, gritar tan fuerte como puedas? Pensar, sólo pensar y escribirlo con las palabras adecuadas, bien elegidas y poderosas. 

Sólo 3 sugerencias para ti que espero te ayuden ya que son útiles, tengas el negocio que tengas:    

1. ¿Por qué sugiero que pienses, pienses y pienses? Por qué no todos lo hacen. Para destacar piensa a fondo cuál es el beneficio final, como dicen allá arriba nuestros vecinos: el end, end, end benefit. ¿Con qué se queda el que toma tu coaching? No las características de tu servicio, como pueden ser una vida saludable, hábitos útiles, dedicarte tiempo. Pregúntate para que querría una persona una vida saludable, que consigue con ella. Ve al fondo del beneficio, al fondo realmente.

2. Escribirlo con las palabras adecuadas: Usa palabras que no hayas leído en anuncios que son tu competencia, si “Salud integral” ya lo has visto, no lo uses, además es vago, no dice qué significa o puede tener múltiples significados. Seguramente podrás encontrar la manera de decir lo mismo sin que suene a los mismo. Cámbiale el nombre, no digas coaching de vida, por ejemplo, piensa y di lo mismo con palabras que puedas estrenar en este segmento de mercado.

3. Asegúrate de que al menos suene a nuevo. Da a leer tu anuncio, preferiblemente a personas que podrían ser tus clientes, si te dicen que entienden lo que tú quieres decir, está bien escrito, sólo te restaría elegir las palabras más poderosas para comunicarlo de manera relevante y memorable.  

Cuida a las palabras y ellas cuidarán de tu marca.

Agradeceré tus comentarios en www.facebook.com/colegiodecopywriting

Hasta el próximo miércoles. 

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299