Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

La crisis de semiconductores no termina: compañías compran lavadoras para “extirparles” los chips

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on twitter
La falta de estos insumos clave para la industria tecnológica está generando situaciones inéditas.

La crisis de los semiconductores, que comenzó cuando en la etapa más dura de la pandemia toda la gente se volcó a la compra de tecnología (especialmente computadoras personales y notebooks), está lejos de llegar a su fin.

Es que a pesar de que las grandes fabricantes han iniciado planes para fabricar más chips y más rápidamente, se trata de instalaciones complejas que demandan un largo tiempo de organización. Además en inversiones multimillonarias.

Por otra parte, estamos hablando de un mercado dominado por muy pocas compañías.

Mientras tanto, la venta de tecnología sigue en aumento, incluso luego de la salida de la pandemia, lo que hace que la demanda no cese y en la oferta se haya producido un cuello de botella muy complicado de sortear.

De hecho, los analistas aseguran que la crisis de semiconductores no va a mejorar hasta finales de 2023.

Las estrategias de los fabricantes de tecnología son muy variadas y, en algunos casos, inéditas.

Una gran empresa, por ejemplo, está comprando lavadoras modernas para quitarles los chips y reutilizarlos en sus productos.

Es una solución de emergencia que fue reconocida por Peter Wennink, CEO de ASML, una de las grandes fabricantes de semiconductores del mundo.

Según Wennink, un enorme holding industrial decidió adquirir lavadoras del mercado minorista y extraerles los semiconductores y usarlos para sus propios productos.

El CEO de ASML no dio detalles de la empresa que aplica esta particular estrategia, pero usó el dato como ejemplo para evidenciar que la situación es verdaderamente crítica.

“Hay muchas más compañías que hacen lo imposible para conseguir otros productos y extraer los chips”, agregó.

El problema es que sin chips es imposible entregar los productos y, sin ventas, no hay ingresos.

Semiconductores en crisis

La industria automovilística es una de las industrias más complicadas. No se trata de chips complejos (como los de los smartphones), por lo que se pueden adaptar los de las lavadoras o secadoras..

Otra de las industrias con problemas es la que se relaciona con la “Internet de las cosas”, cuya demanda creció más de lo esperado y también hizo crecer la demanda de chips.

Obviamente, el precio de obtener los semiconductores de esta forma es más alto, sin embargo, el problema es tan grave que algunas formas, evidentemente están dispuestas a pagarlo. 

En el mundo hay pocas grandes fabricantes de chips, Intel, Samsung, ASML y TSMC lideran el mercado, junto con un puñado de no más de 10 firmas, la mayoría en Asia.

De acuerdo con información de Susquehanna Financial Group publicados por Bloomberg, el tiempo de espera para recibir los semiconductores pedidos a China alcanza las 27 semanas.

Ahora lee:

Escasez de chips y semiconductores podría parar fábricas en EU; prevén crisis hasta 2023

Restaurante soluciona ataque en redes: supuesta colaboradora atropella a perro y se lamenta porque arruinó su auto

Barista de Starbucks calienta termo a consumidor y acción patenta efectividad de vieja estrategia de marketing

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados