• La campaña de Buffalo Wild Wings fue realizada con el apoyo de la agencia de publicidad The Martin Agency

  • Todos los miembros de Bone Thugs-N-Harmony aparecen en el video, así como el manager de la banda

  • Si bien Flesh-n-Bone, Krayzie-Bone y Wish-Bone están de acuerdo con el cambio, Layzie-Bone no está convencido

No es extraño que las marcas se alíen con las celebridades para promocionar alguno de sus productos o servicios. Hace unos días, Designer Brands le dio control total a Jennifer López sobre una nueva línea de zapatos, con la esperanza de alzar sus ventas. Tanto Cascade como Domino’s han usado obras emblemáticas de la década de los 90 para sus más recientes ideas comerciales. Cada campaña de American Gin explota al máximo el carisma de Ryan Reynolds.

El celebrity marketing es una estrategia muy reconocida entre las empresas por su potencial en publicidad. Según Market Bliss Media, a la gente le gusta ver una cara familiar y popular si van a consumir una nueva campaña comercial. Varios estudios confirman que una recomendación consistente de alguna estrella también permite a las marcas desarrollar una imagen de marca más solida. Y según Falmouth University, puede incrementar directamente los ingresos totales.

Por supuesto, hay varias categorías de celebrity marketing, cada una con su respectivo grado de efectividad. Ciertamente no es lo mismo tener la fotografía de una celebridad al azar, con el producto en la mano y dando pulgares arriba que creando una narrativa comercial alrededor de la alianza. Entre más creativa sea la forma en la que las compañías abordan su campaña con estos agentes, mayor será el efecto positivo en la audiencia. Y Buffalo Wild Wings lo sabe.

Otra campaña estilo mockumentary

La cadena de restaurantes de Estados Unidos (EEUU) acaba de presentar una alianza con la banda de rap Bone Thugs-N-Harmony. A pesar de tener más de 25 años de operación, el grupo es aún muy popular en el circuito musical del país. Así que la nueva campaña de Buffalo Wild Wings quiere explotar al máximo esta popularidad latente para promocionar sus nuevas boneless. Sin embargo, a la compañía no le basta que el grupo le de un par de pulgares arriba.


Notas relacionadas


En cambio, la campaña decidió crear un falso documental. El video muestra cómo tres de los cuatro miembros de la banda están obsesionados con las alitas sin hueso de la marca. Tanto, que quieren cambiar sus nombres artísticos y el del grupo a Boneless. Sin embargo, uno de ellos se rehúsa al cambio tan radical. Durante casi minuto y medio, los usuarios pueden ver cómo se desenvuelve este drama y la lucha interna de la agrupación ante esta nueva tensión.

Una técnica cómica que no tiene fallos

Junto con Buffalo Wild Wings, otras marcas han usado el estilo mockumentary para alguno de sus anuncios. Por ejemplo, Comcast lanzó una mini-serie sitcom escrita por los creadores de The Office para una campaña de su unidad Business. Aunque cortos, los videos guardan una gran similitud con la exitosa serie. Microsoft también lanzó un anuncio muy parecido en 2019 para Xbox. En concreto, para mostrar el “proceso de diseño” para su consola One S All-Digital.

Con estos ejemplos, parece evidente que los mockumentaries se han convertido poco a poco en una herramienta común para las marcas en sus estrategias comerciales. Tiene sentido que más de una campaña se sienta atraída por esta categoría. No solo es tienden a tener un humor más auténtico que otras estrategias, ya que la incongruencia de las situaciones puede crear con facilidad una empatía con los consumidores. Además, todavía es una técnica poco usada.

Muchas empresas siguen utilizando sketches cómicos tradicionales y otros recursos de humor para cada campaña. Y no es que tengan algo de malo estos recursos mejor establecidos. Pero también contribuyen a una sensación entre los consumidores de haber ya visto antes el chiste en concreto. Entonces, con un mockumentary, las audiencias se ven expuestas a algo poco común en la industria. Así que es positivo tanto para llamar la atención como para innovar.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299