• Cada uno de los anuncios de la campaña tiene una versión de 15 y 30 segundos

  • Broadway Video, que ayudó en el proyecto, es la compañía del creador de Saturday Night Live, Lorne Michaels

  • Para 2013, Comcast Business generó ingresos por tres mil 300 millones de dólares

The Office es una de las series cómicas más populares. Nielsen apuntó a inicios de mayo que el popular show de la NBC fue el contenido más visto en Netflix durante 2018. Y es que el programa no solo fue de los pioneros en dejar atrás la tendencia a poner risas de fondo (una tendencia que, con algo de suerte, morirá con The Big Bang Theory). Además, se apoyó en la universalidad del “humor de oficina”. Algo que más de una campaña ha buscado capitalizar.

Pero Comcast Business podría ser la primer compañía que realmente explota este elemento al máximo. Hace poco lanzó una nueva campaña para vender a otras compañías sus soluciones de negocio. Pero para hacer que sus mensajes comerciales fueran más atractivos, se alió con Broadway Video y NBC Universal. Ambas empresas han estado involucradas en la creación de The Office y 30 Rock. ¿El resultado de su trabajo? Una miniserie sitcom.

La campaña Tech in Real Life consiste de tres cortometrajes. En cada uno se representan, de forma exagerada, problemas comunes de la vida en la oficina. Por ejemplo, un cliente que se roba el internet, teleconferencias y las máquinas de café lentas. Comcast Business no solo ofrece una solución para cada uno de los retos. Además, captura el humor icónico de The Office tanto en la personalidad de los personajes como en el tono de las situaciones.

¿Qué puertas abre esta campaña?

Comcast Business no es la primer compañía en colgarse del humor de oficina en un comercial. The Underdogs fue una popular campaña de Apple que, aunque no vendía ningún producto o servicio específico, sí representó perfectamente la cultura y oferta completa de la marca. En abril Microsoft también se unió a la tendencia con un mockumentary para presentar su Xbox One S All Digital Edition. Aunque flojo, su proyecto también tuvo un refrescante tono cómico.

Más allá de su implementación del humor de oficina, esta campaña abre la puerta a nuevas oportunidades publicitarias. Comcast Business de hecho se aprovechó de su relación con NBC para poner al equipo creativo de esta productora de contenido al servicio de sus metas comerciales. La compañía reafirma con esta acción que la integración es mucho más que solo diversificar un negocio. Cruzar recursos entre unidades puede mejorar la estrategia de una marca.

Esto es relevante para grandes compañías de telecomunicación, como Viacom y AT&T. Ambas empresas tienen bajo su control a estudios como CBS y TimeWarner, respectivamente. Estos conglomerados deberían seguir reforzando la integración entre sus diferentes unidades de negocio. Y no es que no lo hagan ya. Pero a lo mejor no han terminado de sacar provecho, en términos publicitarios, al enorme equipo creativo que tienen bajo su estructura corporativa.

Tech in Real Life es una campaña pequeña, limitada. Estos conglomerados tienen los recursos y el poder para crear series cuyo propósito principal sea vender sus otros productos y servicios. Por supuesto, tendrían que ser contenidos de calidad donde el mensaje comercial no domine o sobrepase el valor de entretenimiento que percibe el consumidor. Pero estos proyectos pueden posicionarse como una alternativa para monetizar aún más sus negocios.