Clasificación R, el nuevo imán de audiencias… los casos DC, Marvel y Netflix

Henry Cavill-The Witcher-Netflix
  • Deadpool y Logan probaron con éxito la clasificación R

  • DC también lo ha hecho con resultados positivos.

  • Ahora Netflix podría sumarse con The Witcher.

Desde que Netflix y el propio Henry Cavill confirmaron que se prepara una serie live action de The Witcher, la expectativa ha ido creciendo de manera importante.

Se trata de un contenido más que está basado en una franquicia de videojuegos o de cómics, una fórmula que las grandes productoras han visto que resulta y que no piensan dejar de explotar.

Un simple tweet se convierte en una acción de marketing

Hace unos días, la showrunner de la serie Lauren S. Hissrich publicó un tweet que ha desatado toda una teoría de que se respetará la esencia del personaje y de la trama.

Esto porque en su mensaje comenta que vio un primer corte de The Witcher y su veredicto fue que: “esta serie no es para niños de 5 años. Realmente no”. Inmediatamente los fans y medios comenzaron a señalar la posibilidad de una Clasificación R.

El tweet de Hissrich abre muchas posibilidades, debido a que The Witcher se centra en Geralt de Rivia, un solitario cazador de monstruos que, a través de cada una de sus historias vive muchos momentos con un alto grado de sexualidad y violencia.

De tal modo, el mensaje se convirtió en una excelente acción de marketing pues, para empezar sirvió para sondear la expectativa del público e incluso de varios especialistas en contenidos, series y cine.

Esto servirá mucho a Netflix por si tenía la intención de aligerar la serie con tal de llegar a una mayor cantidad y diversidad de público, sobre todo considerando que no se ha dado clasificación y descripción oficial de la serie. La respuesta ha sido una amplia apertura para la Clasificación R.

Los contenidos para adultos son clave para atraer espectadores

Aunque pudiera interpretarse que el mundo de los cómics y videojuegos va dirigido a un público infantil y juvenil, la realidad nos demuestra que es mucho más complejo y diverso, especialmente porque muchas de sus franquicias son para adultos.

Esto es algo que aparentemente buscará demostrar The Witcher, siguiendo los pasos de grandes franquicias de entretenimiento.

Nos vamos a centrar en las series y películas, así por ejemplo vemos casos que pertenece a las dos más grandes: DC y Marvel.

En el caso de la primera, Batman V Superman apostó en cartelera por una clasificación PG-13, pero en su edición Blu-ray lo hizo por una clasificación R, muy al estilo de Deadpool.

La clasificación R o restricted (restringido), es otorgada por  LaMotion Picture Association of America (MPAA), y cataloga así a las películas que pueden ver espectadores mayores de 18 años, un público adulto. Estos films son prohibidos para los menores de edad debido a que contienen escenas violentas o lenguaje agresivo.

Y, es que en este material Warner Bros. agregó algunas secuencias de violencia, algo que indudablemente apuntó a conectar con otro tipo de público. En el cine y series de superhéroes existía este temor, sin embargo el mercenario de Marvel demostró que se puede hacer, y hacerlo bien.

Tanto Deadpool como Logan, dos personajes de Marvel bajo la tutela de 20th Century Fox se aventuraron a una clasificación R y les funcionó, tal vez no alcanzaron tanto impacto en taquilla (aunque obtuvieron ingresos nada despreciables), pero a cambio dejaron un legado y excelentes críticas.

Y, es que ver series y películas muy cercanas a como son contadas en sus versiones originales, es algo que no sólo conecta con los fans, también conquista nuevos públicos; casos como Batman: The Killing Joke, una película animada es otro ejemplo.

Pese a que Marvel con Disney se resisten a esta clasificación, DC y Fox la han probado de manera exitosa. Esto es algo que podría explotar Netflix con The Witcher.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.



Asiste al Community Managers Summit, el evento más importante para generación de contenido en redes sociales que se realizará los próximos 18 y 19 de febrero. Compra tu boleto aquí.