Bill Gates entra en el negocio del litio y lanza una prueba en Argentina

Bill Gates, a través del fondo Breakthrough Energy Ventures, invertirá en una startup relacionada con la extracción de litio, el "mineral del futuro".

  • El litio es el metal blando clave en la fabricación de baterías para todo tipo de dispositivos, incluidos los automóviles eléctricos

  • Las reservas más importantes están en América del Sur, en especial en Chile y Argentina

  • Bill Gates decidió profundizar sus inversiones en litio, como ya lo ha hecho Elon Musk

Todas las empresas tecnológicas, directa o indirectamente, necesitan litio para sus dispositivos. ¿Por qué? Porque es el mineral fundamental para sus baterías, que almacenan energía gracias a iones de litio.

Las mayores reservas de litio están en Chile, Australia, Argentina y China, por lo que estos países se están desarrollando las mayores inversiones en la materia.

Países con mayores reservas de litio. En toneladas métricas. Statista.
Países con mayores reservas de litio. En toneladas métricas. Statista.

Grandes magnates del mundo están invirtiendo en litio. El más destacado es Elon Musk, dueño de Tesla, uno de los grandes jugadores en el negocio de los autos eléctricos.

Otro de los que está profundizando su desembarco en este mercado es Bill Gates, que a través del fondo Breakthrough Energy Ventures planea invertir en una startup estadounidense cuyo core business en el litio.

Así es, junto con otro fondo, The Engine de MIT, están liderando una ronda de inversión de US$ 20 millones para Lilac Solutions, la empresa que apunta a hacer que la extracción de litio sea menos intensiva en agua y más sostenible a través de una tecnología novedosa.

En este sentido, la firma proyecta realizar sus primeras pruebas en la Argentina a finales de 2020, en asociación con la minera Lake Resources.

Captura de video

Si bien por ahora hay suficiente litio como para satisfacer la demanda actual, dicen en Bloomberg, se espera que el mercado pueda sufrir de déficit desde 2023 a medida que la demanda del metal se cuadruplique.

El punto clave es que alrededor del 75% del litio del mundo está “atrapado” en depósitos subterráneos de agua salada. En la actualidad, la forma clásica de separar el litio es bombear el agua a la superficie, hasta estanques de sal de kilómetros de largo, y dejar que el líquido se evapore.

Lo que queda expuesto se trata con productos químicos, se procesa, se lava y se filtra para dejar el litio.

La información de Bloomberg dice que para despejar una tonelada de litio se necesitan 70.000 litros de agua dulce. Para peor, el litio está en lugares escasos de agua, como el desierto de Atacama, en Chile.

Bigstock / Salar de extracción de litio.

Además, la extracción es lenta. Desde la salmuera hasta el litio pueden pasar dos años.

Lilac Solutions, la startup en la que apuesta Gates, está implementado tecnologías que podrían reducir drásticamente el uso del agua, el gasto de capital y hacer que la extracción sea más eficiente.

Lo hace a través de perlas que generan un intercambio iónico que elimina selectivamente el litio y lo separa del magnesio, calcio, boro y otros minerales no deseados

El proceso, asimismo, no necesita de grandes estanques de evaporación, ni de tanta agua dulce y reduce la cantidad de tiempo de “cosecha” del litio.

Sigue a @PabloPetovel