• Volkswagen ya trabaja en rediseñar a la mítica T1 Samba de 1966 en forma de auto eléctrico.

  • La furgoneta puede marcar una evolución natural y hasta desprenderse como un paso natural.

  • Según datos de JATO, agencia de marketing especializada en el sector automotriz, en los primeros seis meses de 2019, la venta de autos eléctricos incrementó en un 92 por ciento.

La imagen más romántica que nos llega de la década de los 60 se sitúa entre festivales de música, el rock ácido de Hendrix o de Joplin, tipos con melenas largas y un modelo del icónico Volkswagen Samba T1.

Este modelo era uno de los más cotizados en su momento. En 2017, por ejemplo, se llevó a cabo una de las más célebres subastas, en Monterrey California, la edición de ese verano tenía una atractiva oferta, un modelo Samba en perfecto estado, la venta del coche se resolvió en 245 mil euros.

La furgoneta de Volkswagen fue presentada en septiembre de 1951 en el Salón Internacional del Automóvil de Fráncfort, y en sus primeros años no era más que un auto diseñado bajo la línea Transporter, cabían siete personas, y contaba con muchas ventanas en la periferia del auto. Rápidamente se convirtió en un modelo icónico de la marca y hoy en día conseguir uno modelo implica mucho dinero. Volkswagen ha decidido regresar a este modelo.

También puedes leer:

Nuevo modelo eléctrico

El ritmo dictado por los consumidores ha hecho que muchas marcas volteen a ver a los autos eléctricos como una necesidad legítima. Seguidora de ese contexto Volkswagen ya trabaja en rediseñar a la mítica T1 Samba de 1966 en forma de auto eléctrico.

El nuevo nombre será e-Bulli, pero el diseño respetará en buena medida lo hecho por el primer auto. Incluso se han estudiado las versiones posteriores como la T2 y la T3 para construir un auto que derive de esos tres modelos.

La furgoneta puede ser el ejemplo de cómo han cambiado los tiempos en la industria automotriz. Puede marcar una evolución natural y hasta desprenderse como un paso natural. El nuevo auto ha mejorado la potencia, cambió la tecnología del motor. Es decir tan solo la potencia que esta nueva versión ofrecerá es muy distinta, la primera versión fue de 43 caballos de fuerza, mientras que la nueva alcanzará los 82 caballos de fuerza.

La batería de este vehículo promete autonomía de hasta 200 kilómetros. En el interior se respetarán piezas que marcaron al modelo como el volante plano y grande. No se ha sobrecargado la estética original.

Aunque por ahora no se ha definido el precio del modelo ni a qué mercados llegará, solo se sabe que en su mercado local sí lo hará, es decir Alemania, pero no sabemos aún cómo se expandirá ni en qué regiones estará primero.

Mercado de autos eléctricos

Los autos eléctricos han dejado de ser una tendencia y ya comienzan a ser un sector del mercado muy importante. Según datos de JATO, agencia de marketing especializada en el sector automotriz, en los primeros seis meses de 2019, la venta de autos eléctricos incrementó en un 92 por ciento, el mercado alcanzó cifras de 765 mil unidades comercializadas, a nivel mundial.

Europa sigue siendo el mercado más amplio, países como Noruega, Holanda y Suecia son los países con mayor participación con estos autos, con el 37 por ciento, 6.5 por ciento y 4.8 por ciento, respectivamente.

México no es ajeno a estos cambios en el consumo de autos, según datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, durante julio de 2019 la venta de este tipo de vehículos llegó a las 2, 068 unidades. Esto implica un crecimiento del 66.9 por ciento respecto al 2018.