Los números recientes indican que en medio de la guerra comercial entre China y Estados Unidos, Apple ha sido una de las empresas más afectadas.

Aunque después del veto que el gobierno estadounidense impuso a Huawei -que según los analistas pondrá en jaque al fabricante-, China no ha emitido una postura que responda a la acción, lo cierto es que la lectura de los analistas apuntan a que es cuestión de tiempo para que llegue una serie de prohibiciones similares en contra de la organización fundada por Steve Jobs.

Estas previsiones se han convertido en la fuente de una serie de caídas para Apple, que durante la semana pasada se tradujeron en una caída de 52 mil 710 millones de dólares en la Bolsa, lo que significa un retroceso de 05.81 por ciento, según datos entregados por Reuters.

El plan ante la contingencia

Por la cantidad de proveedores chinos con los que trabaja Apple, todo indica que sus procesos de producción se verán afectados en el mediano plazo, lo que se traducirá en un incremento en sus costos así como dificultades para cubrir su demanda de insumos, factores que por definición le restarían ventajas al momento de competir ante un posible desabasto de productos para el consumidor final o bien el encarecimiento de los mismos.

En una suerte de anticiparse a este escenario, Apple sacará de China la producción de sus productos con el fin de reducir los impactos que ya sufre a consecuencia de la guerra comercial entre China y Estados Unidos.

Así lo indica un reporte publicado por DigiTimes, en donde se específica que Pegatron (socio de Apple), comenzará a ensamblar productos como la MacBook y el iPad y en Indonesia. Se espera que esto suceda a principios de junio, mediante la fabricante local PT Sat Nusapersada.

Esto se alinearía a las intenciones de otros proveedores de Apple que buscan sacar sus operaciones de China para no perder a un cliente como la empresa dirigida por Tim Cook y resentir en menor medida las tensiones entre China y Estados Unidos.

De hecho, Foxconn, encargado de la manufactura del iPhone, afirmó que comenzará la producción de estos smartphones en India antes de que termine este año.

Resguardando el 29 por ciento de las ganancias

De esta manera, mediante sus proveedores, Apple estaría moviendo su producción fuera de China, para evitar un problema mayor al que vive ahora Huawei.

A diferencia de esta última, el fabricante del iPhone estaría en una situación más complicada si viviera un escenario similar debido a la dependencia que su cadena de producción y ventas tiene en el mercado chino, así como las bajas que han registrado sus últimos reportes financieros.

De hecho, de acuerdo con la empresa financiera Goldman Sachs, si China bloqueara la venta de productos de Apple en el país, la firma registraría una caída del 29 por ciento de sus ganancias.