• No fue sino hasta 2017 que la marca de ropa Patagonia publicó su primer comercial, tras 44 años de operaciones

  • Ab InBev registró ingresos globales por 64 mil 620 millones de dólares a finales de 2018

  • El consumidor más grande de cerveza en el mundo es la República Checa, con 143.3 litros per cápita anuales

Si algo ha quedado muy claro en las últimas semanas, es que Patagonia es muy celosa de lo que su marca representa en términos de responsabilidad social corporativa (CSR). La semana pasada, la marca dejó de vender el uniforme de Wall Street y Silicon Valley a empresas que no estuvieran alineadas con sus principios éticos y ecológicos. Ahora, emprendió una demanda contra la compañía madre de Corona por el logo de una nueva cerveza.

De acuerdo con Fast Company, Patagonia presentó una demanda contra Ab InBev por el logo de una nueva cerveza que lanzó la empresa en Colorado. La bebida, llamada Patagonia Brewing Company, tiene la palabra Patagonia en su etiqueta. Detrás, se puede ver la imagen de unas montañas. La marca de ropa aseguró que la dueña de Corona está sacando provecho su buen nombre y de su compromiso con el planeta para fomentar las ventas de la cerveza.

Según la demanda, los esfuerzos de Ab InBev van más allá de las similitudes en el logo. Apunta que la dueña de Corona colocó stands de madera reciclada para promocionar la nueva cerveza. Los promotores portaron un uniforme con prendas muy similares a las vendidas por la marca de ropa. Incluso se prometió que, por cada cartón de la bebida, se plantaría un árbol.

La marca de ropa apuntó que estos esfuerzos están dirigidos a hacer creer al público a toda costa que la nueva cerveza es producida por Patagonia. En este sentido, acusó la marca, Ab InBev estaría “sacando ventaja de la tremenda buena fe […] que hemos cultivado en nuestra compañía. En la reputación en la que hemos trabajado duramente durante los últimos 40 años como una empresa dedicada a la conservación medioambiental”.

Ab InBev: Un nombre regular en conflictos legales de cerveza

No es la primera vez que la dueña de Corona se mete en un problema legal por presuntamente robar la marca de un competidor. En agosto pasado, Grupo Modelo (propiedad de Heineken) demandó al conglomerado por las similitudes entre Michelob Ultra y Amstel Ultra.  En ambos casos, aunque la paleta de colores de cada cerveza era distinta, tenían notables parecidos. Los más obvios eran el uso de la expresión Ultra, la etiqueta blanca y el color de la botella.

Pero este conflicto (que se estimaba para durar más de un año a finales de 2018) no es nada comparado con el que Ab InBev tiene con la compañía checa Budejovicky Budvar. Desde hace más de un siglo, las dos empresas se han peleado por el nombre Budweiser. Para 2010, ya se habían disputado más de 115 peleas legales en menos de una década. La pelea ha resultado en que, en ciertas regiones y países, la cerveza de cada competidor tiene nombres distintos.

¿Robo de reputación?

Más allá del historial de disputas legales de Ab InBev, parece que Patagonia tiene un caso sólido. A través de varios tweets, se puede ver que la productora de Corona está en efecto tratando de capitalizar la idea de la defensa del medio ambiente. Asimismo, la marca de ropa denunció a Fast Company que su rival intentó contactarse con Hopworks Urban Brewery. Su objetivo habría sido discutir la composición de la bebida que sacaron hace unos años.

Por otro lado, no es como que Patagonia pueda hacer copyright de la defensa del medio ambiente, de la imagen de un grupo de montañas o del nombre Patagonia. Es posible que la dueña de Corona solo esté lanzando una agresiva campaña de conciencia corporativa en Colorado para ver si es económicamente viable a escala nacional e internacional. La decisión final la tomarían los tribunales locales después de analizar el caso y designar si procede la queja.