A Samsung le fue mal y Huawei no quiere que le pase lo mismo con su teléfono plegable

Huawei retrasa el lanzamiento del Mate X. Es hasta septiembre de 2019 con la idea de tener tiempo de hacer pruebas adicionales. Los chinos no quieren repetir los problemas del Galaxy Folder de Samsung, que se dañó en las demostraciones a periodistas.

huawei
Bigstock.
  • Samsung presentó el Galaxy Fold (plegable) y hubo algunos problemas de roturas y mal funcionamiento.

  • Huawei iba a sacar a la venta este mes su Mate X, también plegable, pero decidió posponerlo.

  • En el gigante chino entienden que es mejor afinar todo antes que tirar prestigio por la borda. No están los tiempos para eso en Huawei. Será en septiembre.

Huawei Technologies está pasando por una etapa complicada: Estados Unidos la sumó a la llamada “lista negra” y todas las empresas que quieren comerciar con el gigante chino, deben pedir permisos especiales, lo que limita al mínimo las posibilidades de negociar.

En ese marco, numerosos países, impulsados por el mismo Donald Trump, le han cerrado las puertas para el desarrollo por parte de Huawei de la tecnología 5G en sus territorios. La operadora propiedad de Softbank en Japón, por ejemplo, lo hizo la semana pasada, derivando todo el negocio a los rivales nórdicos: Ericcson y Nokia.

Las instalaciones de redes de telecomunicaciones, y todo el software y hardware que hay detrás son, en realidad, el gran negocio de Huawei.

La segunda gran boca de ingresos son los teléfonos, un territorio en el que la marca china está buscando expandirse.

En ese objetivo, a comienzos de año presentó a todos su primer smartphone plegable, el Mate X. Lo iba a comenzar a vender en junio.

Huawei Mate X. Imagen: Reuters

Sin embargo, Huawei no quiere cometer errores, y ahora ha pospuesto la venta hasta por lo menos septiembre. Desde el gigante tecnológico chino le dijeron a CNBC que “la compañía está tratando de lanzar el Huawei Mate X a nivel mundial centrándose en los mercados que están implementando redes móviles de próxima generación conocidas como 5G”.

El Mate X es un dispositivo de alta gama con esas características, pero que tiene una mucho más esperada: que se puede plegar.

“La compañía dijo que está realizando pruebas adicionales con operadores de telefonía móvil de todo el mundo y distintos desarrolladores para asegurarse de que sus aplicaciones funcionen cuando el dispositivo esté completamente desplegado”.

Según el medio estadounidense, la compañía es más cauta después de que el dispositivo plegable de Samsung, el Galaxy Fold, comenzara a tener complicaciones y roturas cuando los periodistas lo probaron en abril.

El teléfono de la marca surcoreana iba a lanzarse en mayo, pero se suspendió sin fecha.

galaxy fold (2)
Galaxy Fold, captura de Pantalla

Incluso algunos de los operadores han cancelado los pedidos anticipados, ya que los compradores que reservaron, ya no los quieren. “No nos interesa lanzar un producto para hacer caer nuestra reputación”, le dijo un responsable de comunicaciones de Huawei a CNBC.

Limitaciones

La “lista negra” restringe a las empresas estadounidenses la venta de componentes, software y otras tecnologías a Huawei, lo que podría haber complicado los planes de desarrollo del Mate X.

Sin embargo, los especialistas entienden que, de haber problemas, será más adelante, para otros teléfonos: Huawei tiene stock de insumos hasta fin de año, por lo menos.

Actualmente, Huawei es el segundo mayor vendedor de teléfonos después de Samsung. Superó a Apple en el primer trimestre de 2019. Hasta el 2018, estaba apenas por debajo. La tercera es Xiaomi y la cuarta, Oppo.

Desde Huawei aclaran que el Mate X ejecutará el sistema operativo Android, de Google, a pesar de las restricciones, porque se lanzó antes de que la empresa china fuera colocada en la “lista negra”.

El Mate X fue mostrado en sociedad por primera vez en Barcelona, en el MWC 2019. Al igual que la propuesta de Samsung, el nuevo dispositivo de Huawei está compuesto por una bisagra de más de 100 piezas que le permite funcionar como dos equipos en uno: smartphone y tableta.

Cuando la tableta se dobla, tiene una pantalla delantera de 6.6 pulgadas y una trasera de 6.3 pulgadas; abierto el teléfono muestra una pantalla de 8 pulgadas.