7 consejos para disfrutar del home office y lograrlo con éxito

Hoy en día cada vez son más las empresas que han optado por brindar a sus colaboradores la opción de realizar home office; para ser más productivo y eficiente en esta modalidad puedes usar algunas claves de organización que te ayudarán a alcanzar los resultados deseados.

Dicen que “febrero loco y marzo otro poco” y nada más cierto que eso… y no solamente por el clima, sino por las complicaciones que ha traído la pandemia mundial provocada por el Coronavirus.

Ante esta crisis, muchas empresas como Apple, Amazon o Google han adoptado la modalidad de trabajo desde casa o home office, como una medida preventiva y poder disminuir el riesgo de contagio entre sus empleados.

Al ser una herramienta tan flexible, es común que las distracciones aparezcan y te alejen de tu objetivo o se refleje en tus resultados. Sin embargo, puedes ser igual o más productivo trabajando desde casa, para lograrlo te brindo algunos consejos:

  1. Destina un lugar para trabajar: es muy sencillo estar arriba de la cama con la computadora haciendo pendientes, pero muchas veces no resulta tan cómodo para la espalda, incluso puede afectar tu postura. Además de que la computadora está propensa a que ingrese pelusa al ventilador. Lo mejor es buscar un espacio en casa destinado para hacer tu trabajo.

  2. Establece un horario: tanto para tu jornada laboral como para tus otras actividades diarias. Es importante que establezcas un límite para terminar tu día laboral, pues al estar en casa fácilmente puedes sobrepasarte.

  3. Mantente en contacto: la comunicación con tu equipo de trabajo es fundamental. Actualmente existen gran variedad de herramientas y plataformas que te pueden facilitar la organización de tus actividades laborales; un ejemplo de ello son plataformas como Zoom (para reuniones a distancia) o Slack para organizarte con tus colaboradores.

  4. Disfruta de algunas comodidades: una de las grandes ventajas de hacer home office es que te puedes dar algunos gustos, como adaptar tu ambiente de trabajo. Pon tu música favorita, prepara un buen café, enciende algunas velas y disfruta como nunca tu nueva oficina.

  5. Arréglate todos los días: Trabajar desde casa no significa que te olvides de tu imagen personal. Según un estudio realizado por el Journal of Experimental Social Psycology, demostró que vestirte como si fueras a la oficina te ayuda a tener un mejor desempeño, debido a que al usar ciertas prendas tiendes a adoptar comportamientos asociados con lo que llevas puesto.

  6. Haz pausas: toma pequeños descansos cuando notes que ya no te puedes concentrar. Beber un té o caminar un poco, son ejemplos que ayudan a tu cerebro a descansar y puedas retomar tu trabajo con más energía.

  7. No te olvides de comer: al no tener un horario destinado para las comidas, es fácil que se te olvide hacerlo. Procura tener algunos snacks cerca y evita hacer ayunos prolongados.

Ya sea porque estás pasando por una cuarentena o tu trabajo siempre haya sido desde casa, no olvides cuidar de ti, y buscar esas pequeñas comodidades que te ayudan a hacer más productiva tu estancia en casa. Recuerda que el Home office es una herramienta a la que puedes acoplarte fácilmente, sin embargo, no debes dejar de lado tus horarios laborales y las metas que debes alcanzar.