Cuando se habla tecnologías innovadoras, cada compañía e industria podría tener diferentes ideas en mente. Por ejemplo, la Inteligencia Artificial (IA) parece beneficiar más al turismo y a las finanzas. En cambio, la Realidad Virtual y Aumentada (RV/RA) están rompiendo con los estándares de contenido para estrategias de marketing. También se pueden mencionar el uso de Big Data para la personalización. Pero si hay un sistema destacado, es el cloud computing.

La computación en la nube, también conocida por su término en inglés cloud computing, se define según Salesforce como la habilidad de ofrecer servicios a través del internet. Lo anterior le permite a las empresas desarrollar una serie de habilidades específicas. Por ejemplo, según IBM, ayuda a las organizaciones a obtener capacidades tecnológicas sin tener que invertir en infraestructura. New Gen Apps además señala que es crucial para respaldar la información.

El futuro del cloud computing

Pero lo cierto es que esta tecnología tiene todavía más implementaciones en la industria. De acuerdo con TRG International, también permite desarrollar y probar procesos de negocio en ambientes virtuales simulados, que ayuden a ver errores y oportunidades. HowStuffWorks dice que aparte es útil para que clientes y colaboradores accedan al sistema desde cualquier sitio. Y según BIOS Technologies, además acelera la recuperación del negocio en caso de desastre.

Gracias a estas capacidades, el cloud computing es uno de los mercados que está creciendo a mayor velocidad en todo el mundo. Según Hosting Tribunal, para 2018 el gasto de negocios en estos esquemas era de unos 2.2 millones de dólares (mdd) anuales. Por su lado, Markets And Markets cree que tendrá una tasa de crecimiento compuesto anual promedio de 18 por ciento entre 2018 y 2023. Leftronic dice que 90 por ciento de las marcas usa esta tecnología.

No solo eso sino que, en cifras de eLearning Infographics, el cloud computing podría ser hasta 40 veces más efectivo que invertir en sistemas de IT propios. Según iCorps, las organizaciones podrían ahorrarse entre tres y cinco mdd por cada aplicación que trasladen a la nube. Statista además apunta que ya más de la mitad de las marcas usa un sistema híbrido. ¿Quieres saber más sobre esta interesante y creciente industria? Entonces no dejes de revisar esta infografía:

infografía