4 técnicas básicas de mercadotecnia para e-commerce

México.-En México, el 37% de los usuarios que navegan en internet compran en línea, el equivalente a 16.7 millones de personas, según datos de la AMIPCI. El e-commerce se está posicionando como una gran alternativa para los negocios. Por esa razón, hicimos un compilado de 4 técnicas sencillas para la estrategia de mercadotecnia de tu comercio en línea.

Más notas relacionadas:
E-commerce: El gigante del futuro
El e-mail marketing, ¿aún funciona?
5 pasos básicos para dominar el SEO y posicionar tu negocio

1. Piensa en las posibilidades del e-mail
Crea una newsletter con ofertas, los productos más relevantes e información útil para los consumidores. Crea un diseño innovador para este correo y ten una zona especial para que registren su cuenta. Ofrece cosas importantes y diferentes para que no lo consideren spam. Considera que 77% de los consumidores permiten y quieren recibir notificaciones por e-mail de las empresas, así que no será una mala inversión. Mándalo una vez por semana.

2. No vendas todo el tiempo en las redes sociales
Por supuesto que integrar las redes sociales es básico en el plan de mercadotecnia de tu comercio en línea. Pero asegúrate de que tus posts no se traten solamente de vender tus productos, porque el cliente se cargará. Puedes subir videos interesantes que se relacionen con tus negocios, artículos de interés de otras fuentes, fotografías, ilustraciones y cualquier otro tipo de material siempre y cuando haya congruencia entre lo que vendes y lo que publicas.

3. Consigue una forma de pago sencilla
En México lo que más funciona en comercio en línea es el pago mediante tarjetas de crédito, pero también puedes integrar a tu negocio el sistema de Paypal para los que cuenten con él. Tener un método de pago pulido a la larga también será de ayuda para ti, pues tendrás menos líos al momento de sacar cuentas.

4. Cambia los productos de la página principal con frecuencia
Si entras directamente al catálogo en la página principal de tu web, lo mejor es que rotes los productos para que no se vea monótono. Si ahí pones las ofertas o las novedades, asegúrate de tenerlo todo actualizado. No cambies el diseño porque forma parte de tu identidad como marca, pero sí manten frescos tus productos.