Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

3 elementos de marketing, cuando menos ¡es más!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Al momento de decidir tu estrategia de marketing, te sugiero apliques minimalismo en 3 aspectos, siendo decisivo y priorizando tu inversión para que sea de calidad vs cantidad.

Desde hace varios años muchos de nosotros buscamos simplificar nuestra vida, alineando nuestros deseos con nuestras necesidades, quitando excesos en áreas que no nos aportan valor, para liberar recursos (energía, tiempo y dinero) para temas que nos aportan más y traen abundancia a nuestra vida. Esto es lo que se llama minimalismo.

Considero que algunos de los excesos que hemos tenido en las últimas décadas, nos han ayudado a darnos cuenta de que el consumismo es un barril sin fondo, que la cantidad de recursos personales que necesitamos para mantenerlo, en muchas ocasiones nos quita más que lo que obtenemos a cambio. 

La aspiración de acumular riqueza, que antes se veía más desde el aspecto económico, se ha ido transformando en obtener abundancia, que se traduce en abundancia de salud, relaciones de calidad con nuestros seres queridos, calidad de vida, libertad de tiempo, flexibilidad laboral, actividades recreativas, etc.

Estos cambios ya se veían en la generación de los millennials, y ahora después de la pandemia COVID, las prioridades siguen cambiando y seguimos priorizando a que le dedicamos nuestros principales recursos: energía, tiempo, dinero y sobre todo nuestra atención.

Así que es de esperarse que, si muchos de los consumidores y en general los seres humanos cambiamos y evolucionamos hacia este minimalismo, nuestras estrategias de marketing también lo hagan.

Esta evolución se traduce a mejorar la calidad de nuestra inversión de marketing, en vez de cantidad. Antes era muy común encontrar planes de marketing que tomaban un punto de vista generalista, donde tratábamos de cubrir de todo un poco. Contactar al mayor número de segmentos, tener estrategias de contenidos que saturaran al consumidor, dar varias opciones de comunicación a través de diversos canales que tal vez no eran tan relevantes para nuestra audiencia target, pero lo importante era la cantidad y frecuencia vs la calidad.

Sin embargo, hoy el consumidor tiene tantas opciones, que resulta agobiante el proceso de selección. ¿Han tratado de comprar un nuevo shampoo? Uff! Es una labor titánica entender los diferentes tipos que hay, cuáles ingredientes quedan mejor con tu tipo de pelo, el olor, si es parte de un sistema, frecuencia de uso, si es hidratante, nutritivo, limpieza profunda, con keratina, protección de color, etc.  ¡Lejos están los días de usar un shampoo para toda la familia! 

Así que, al momento de decidir tu estrategia de marketing, te sugiero apliques minimalismo en 3 aspectos, siendo decisivo y priorizando tu inversión para que sea de calidad vs cantidad:

  1. Portafolio de productos – mientras mayor sea tu portafolio, mayores serán tus esfuerzos para mantenerlo vivo. Desde el registro sanitario, empaque, precio, inventario, hasta las diversas opciones que le das al cliente. Evalúa cómo puedes racionalizar tu portafolio, haz un análisis de Pareto, el 20% de tu portafolio que te genera el 80% de tu utilidad. Además, identifica aquellos productos que son tu gancho para atraer consumidores o complementarios para penetrar aún más las cuentas seleccionadas.
  2. Segmento target – tratar de contactar al mayor número de clientes potenciales o reales, encarece tus costos de promoción y distribución, así como esfuerzos comerciales. Segmenta a tus clientes con base en sus comportamientos y necesidades, aquellos que tu producto satisfaga de la mejor manera. Cuando priorizamos a los clientes adecuadamente, enfocamos nuestros recursos comerciales y de promoción, así como acortamos nuestro proceso de ventas. Tu posicionamiento puede ser más enfocado y por ende tu marca tener un mejor share of mind y de mercado.
  3. Actividades de Engagement – tanto los canales de comunicación como el contenido y frecuencia, son aspectos donde te conviene tener más calidad que cantidad. Hoy en día el consumidor está saturado y busca filtrar información y sólo dar atención a aquellos contenidos que realmente le aportan valor. Te sugiero que en tu estrategia de engagement, priorices aquellos congresos, eventos y actividades donde asista tu segmento target. Dedica tiempo y recursos a generar contenido de calidad y adecuado a la naturaleza del canal de comunicación y/o red social. Escoge aquellos canales que puedes mantener adecuadamente, con contenido hecho a la medida y donde también tengas la capacidad de responder a tus clientes.

Así que sigamos fortaleciendo tener un marketing “disparejo” en el cual evitemos ir por soluciones “unitalla” tratando de estirar los recursos para cubrir el mayor número de clientes, y mejor conozcamos a profundidad las necesidades y expectativas de nuestros clientes target, posicionándonos como su mejor solución y aliado para conseguir sus objetivos más relevantes.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados