• Zara ha comenzado con la reapertura de sus tiendas, solo que ahora ha tomado una nueva medida para comenzar con sus actividades.

  • Zara es una de las marcas líderes en el mercado de fast fashion.

  • La industria de la moda es uno de los mercados más grandes, a través de los cuales se han desarrollado estrategias comerciales de valor.

Los puntos de venta físicos del mercado de moda comienzan su reapertura en medio de la nueva normalidad en la que nos encontramos y que consiste en la vuelta a operar de todas las tiendas que tuvieron que cerrar de golpe tras la llegada de la pandemia de COVID-19 que convirtió a España e Italia, en los epicentros de este fenómeno.

El caso de Zara y la medidas que ha implementado para comenzar a operar de nueva cuenta sus tiendas nos recuerda la serie de acciones que implementó durante el pico de contagios del nuevo coronavirus, reconvirtiendo sus negocios.

El libro que te enseña a ser una marca deseable

Zara reabre tiendas pero solo para mujeres

La ropa de mujer ha sido la principal oferta que Zara ofrece al mercado de fast fashion y esto se confirma con la viralidad que ciertas prendas alcanzan dentro de redes, por el diseño que ostentan o la popularidad que alcanzan cuando son llevadas por ciertas personalidades.

Esto nos sirve para entender por qué Zara ha comenzado con la reapertura de sus tiendas en España pero solo para vender ropa para mujer.

El medio As ha informado que en esta primera fase de reapertura, Zara solo abrirá la sección de ropa para mujeres y contará con un “córner” en donde pondrá ropa infantil y de hombre, únicamente para exhibición, no para su compra, por lo que las áreas en que se vende estas prendas permanecerán cerradas.

La medida forma parte de la estrategia de reapuertura de Zara y por ahora las prendas de hombre e infantiles solo podrán encontrarse de forma online.

Según las especificaciones del medio, las tiendas tienen sus pasillos acomodados de tal forma, que se podrá guardar una distancia de 2 metros entre consumidores, los vestidores tendrán separación, para evitar aglomeraciones dentro de ellos y las prendas que se prueben los consumidores serán desinfectadas.

La tragedia de los puntos de venta

Los puntos de venta físicos cerraron ante la pandemia del COVID-19 y esto impacto a todos los segmentos de retail que fueron considerados como no esenciales, tal fue el caso de la industria de moda.

Zara, por ejemplo, aseguró que mantendría los sueldos de sus colaboradores durante esta contingencia, convirtiéndose en una de las primeras empresas en poner sobre la mesa el debate de cómo impactaría esta pandemia en la gestión de talento, sobre todo porque las marcas tendrían que asumir el costo de los sueldos y en compañías como Zara, esto es posible por el tamaño de la empresa que es, pero en empresas pequeñas, esta idea se convirtió en un desafío.

Alternativas en el mercado de moda

El mercado de moda tuvo que migrar a comercio electrónico con todo tipo de restricciones entre las que se encontraban el aceptar comprar pero entregarlas una vez que la pandemia terminara, tal como ocurrió con Adolfo Domínguez, mientras que otras marcas se dieron a la tarea vender kits de elaboración de zapatos en casa, por lo que solo enviaba los materiales a sus consumidores quienes tenían que seguir las indicaciones para poder armar ellos mismos el calzado.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299