• Walmart ha implementado una serie de medidas al interior de sus tiendas junto con otras marcas de supermercados, para ayudar a contener el avance del coronavirus.

  • El rol que juegan las marcas de supermercados se ha convertido en uno muy importante en medio de la contingencia por COVID-19.

  • Las marcas de retail se han tenido que adaptar a la nueva realidad de consumo.

El mercado de retail se ha consolidado cada vez más en medio de la pandemia por COVID-19 que hay en el mercado, gracias a la necesidad que tiene el consumidor de adquirir los productos básicos que se ofrecen en estos puntos de venta.

Un aspecto que no podemos omitir en este escenario de consumo, es la reacción del consumidor a las restricciones que ha implementado este mercado, para continuar con sus operaciones y cómo su consumo se está adoptando a las acciones que se están implementando en este segmento.

Las cadenas de supermercados han activado diversas tareas que han destacado por el valor comercial con el que cuentan y son un referente innegable en el desarrollo de pautas, que están llevando al consumo a las nuevas normas que exige la contingencia.

Pasillos de Walmart están siendo clausurados

Walmart tiene un problema: el consumidor se niega a seguir sus reglas

Walmart tiene una serie de restricciones que han sido reportadas en este medios y que forman parte de las medidas con las que ha buscado contener la contingencia por coronavirus, que se han vivido en el país.

En sus tiendas físicas ha obligado al uso de cubrebocas para poder ingresar a sus locales, así como restricciones a personas vulnerables como menores de edad, mientras que en pedidos en línea ha creado un horario especial de servicio a domicilio o permite a personal de salud realizar compras en tiendas Sam’s sin necesidad de estar afiliados a la tienda.

Pese a estas medidas, los consumidores no logran adaptarse a los lineamientos que se han impuesto en medio de la Fase 3 que se vive por la contingencia de coronavirus en el país, lo que convierte a estos espacios en lugares de riesgo para la salud, en lugar de centros de comercio necesarios para el consumidor.

Lo anterior se advierte luego de que un video mostrara cómo consumidores exigen el ingreso a una tienda Walmart a pesar de no contar con cubrebocas, medida obligatoria para poder acceder a la tienda.

La poca disposición del consumidor a seguir medidas de contención de la pandemia ya se ha denunciado en muchas ocasiones, como el incumplimiento de la distancia social en las cajas de las tiendas y ahora, exigiendo la entrada cuando las medidas obligatorias es que se tiene que hacer con el uso de cubrebocas.

El reto en puntos de venta

El desafío de los puntos de venta se está viendo por la falta de cultura, para cumplir medidas que eviten el contagio del coronavirus.

La falta de cumplimento de estas medidas se ha convertido en todo un reto para las marcas y lo más importante, se ha establecido un antecedente muy serio, que es lo difícil que es hacer que un consumidor crea y con ello modifique su hábito de consumo.

Un aspecto que no podemos perder de vista es el que tiene que ver con la forma como las marcas están determinando nuevas pautas de trabajo, para poder identificarse con el consumidor.

Hacen publicidad a Maruchan y paga con una carta de agradecimiento

Identificarse con el consumidor

La empatía con la realidad del consumidor que vive en contingencia ha sido clave en estos momentos, sobre todo por el rol que tienen que asumir las marcas en poder implementar acciones, mediante las cuales se vuelve necesario el crear tareas de ayuda al consumidor en contingencia.

En medio de estos esfuerzos, un elemento de gran valor es el que tiene que ver con la oportunidad que han encontrado las tareas mediante las cuales se vuelve indispensable poder entender las oportunidades que se abren en el mercado, sobre todo en momentos tan complicados como la contingencia por COVID-19 que se vive.

Apple acaba de tomar una decisión en sus Mac

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299