• Notre Dame se convirtió en la peor noticia de este lunes y tras los resultados del devastador incendio que se registró en el lugar, diversas marcas han dado muestra de su compromiso social.

  • El CEO-activismo es una tendencia que ha crecido en el mundo, pues los directivos y dueños de diversas empresas asumen un compromiso social con el que se identifican los consumidores.

  • Louis Vuitton, L’Oréal y Gucci son algunas de las marcas que se han sumado a la reconstrucción de la Catedral de Notre Dame.

Tres empresas han dado muestra de su CEO-activismo, al anunciar importantes donaciones para la reconstrucción de Notre Dame, uno de los mayores símbolos franceses.

Este lunes fuimos testigos de un fatal incendio que consumió una parte de la Catedral, haciendo que incluso una de sus agujas arquitectónicas colapsara.

Tras el lamentable incidente, tres marcas han comenzado a implementar acciones que definen su postura social en beneficio de la población francesa y en reconocimiento a la preservación histórica de ese país.

En Grupo L’Oréal vimos cómo la propia familia Bettencourt Meyers, dueña de esta icónica marca, anunció que donarían 100 millones de euros para la reconstrucción de Notre Dame.

Para ver cómo el CEO-activismo impacta ene el mercado, hay dos puntos clave en este anuncio:

El primero es que los dueños de la compañía de maquillajes anunciaron la completa disposición de sus empleados, para participar en las actividades de reconstrucción en que sea solicitada L’Oréal.

Como segundo punto está la Fundación Bettencourt Meyers, que continuará con actividades de apoyo para las diversas actividades culturales, que había venido patrocinando dentro de la Catedral.

Los dueños de marcas como Louis Vuitton y Gucci también han dado muestra de CEO-activismo al anunciar un fondo de 300 millones de euros, para la reconstrucción de la catedral.

Bernard Arnault, dueño de Vuitton, dio a conocer que donaría 200 millones de euros mientras que François-Henri Pinault, dueño de marcas como Gucci o Prada, aseguró que destinaría 100 mde para la reconstrucción del icónico edificio.

Henri Pinault declaró que junto a su padre, decidieron tomar fondos de Artémis, una compañía de Kerig, el grupo de lujo que encabeza, para poder apoyar la reconstrucción del lugar.

En cuanto a Vuitton, la compañía reconoció que Notre Dame es una parte importante de la historia de Francia, por lo que su donación estaría enfocada en el rescate de la estructura arquitectónica de la Catedral.

CEO-activismo, tendencia que crece

El CEO-activismo es una tendencia con la que se nombra los esfuerzos que llevan a cabo los CEO, al tomar una postura que tendrá un impacto social.

Las donaciones para la reconstrucción de la Catedral de Notre Dame son un claro ejemplo de como el CEO-activismo se vale de tres estrategias de mercadotecnia enfocada :

1. Valores

2. Resultados sociales

3. Sentido de misión

L’Oréal enfocó su CEO-activismo en la mercadotecnia con sentido de misión, al asociar a su base de empleados a los esfuerzos de reconstrucción en los que sea solicitada la marca.

Los intereses a largo plazo en beneficio de la sociedad están patentes en el fondo creado entre Vuitton y Pinault, al asegurar que su esfuerzo está enfocado en la reconstrucción de la Catedral no solo como icono francés, sino como elemento de la historia de Francia.