Vuelve el perro arrepentido: Renault quiere fortalecer su alianza con Nissan

Después de entorpecer la creación de Renault-FCA, el gobierno francés busca apuntalar la histórica (y muy exitosa) alianza con Nissan. Lo haría dejando buena parte de su participación en la compañía del rombo.

renault nissan
  • FCA retiró el ofrecimiento de fusión con Renault.

  • La mayor traba estuvo en el Estado francés, según Fiat Chrysler.

  • Ahora la marca francesa necesita un socio y la idea sería fortalecer su alianza con Nissan.

Luego de frenéticas negociaciones que duraron casi 10 días, Fiat Chrysler Automobile (FCA) decidió dejar sin efecto su propuesta de US$ 35 mil millones para formar con Renault la que iba a ser la tercera mayor automotriz del mundo.

La principal responsabilidad por el fracaso del acuerdo recayó, según FCA y los analistas del sector, en la falta de compromiso del gobierno de Francia, que nunca estuvo del todo convencido de la conveniencia de la fusión con la compañía ítalo-estadounidense.

El estado francés tiene el 15% de las acciones de Renault y voz en la junta directiva.

¿Y ahora?

Disuelta la posibilidad de una alianza con FCA, ¿qué hará Renault? Más todavía teniendo en cuenta la complicada situación de una industria en plena adaptación a un cambio en la matriz energética, que está llevando a todas las marcas a desarrollar impulsores que no usen gasolina.

Ese proceso es costoso y pocos pueden hacerlo solos. La mayoría está gestando uniones, fusiones y alianzas para encararlo.

Basta nombrar el acuerdo entre VW y Ford, y el más reciente de BMW y Jaguar Land Rover para desarrollar autos eléctricos. BMW también está trabajando junto con Mercedes-Benz.

Una pista sobre lo que hará Francia (y por consiguiente Renault) llega este fin de semana desde Japón, de las reuniones paralelas al G20 que se está desarrollando en ese país.

En efecto, el ministro de finanzas francés, Bruno Le Maire, dijo que el Estado galo está dispuesto a reducir su participación en Renault para lograr un “sector automotriz más sólido”.

¿Qué quiso decir? Que Francia podría vender parte de su participación del 15% en la marca francesa con el fin de consolidar la alianza con el fabricante de automóviles nipón, Nissan.

“No es un problema perder participación, siempre que, al final del proceso, tengamos un sector automotriz más sólido y una alianza más consolidada entre los dos grandes fabricantes de automóviles Nissan y Renault“, dijo Le Maire a AFP.

De acuerdo con el Financial Times, desde Nissan dicen fuera de micrófono que no es la primera vez que el gobierno francés dice que quiere vender una parte de sus acciones, pero advierten que la “letra pequeña” siempre suele ser un escollo.

Una relación difícil

El colapso de la propuesta de fusión de FCA dejó al descubierto la tensión entre Renault y Nissan y la urgencia que hay en París por apuntalar la alianza.

Francia desde hace tiempo quiere convertir al exitoso acuerdo de 19 años con Nissan en uno “irreversible”.

En el comunicado en que explicó la decisión de retirar la propuesta de fusión a poco más de una semana de haberlo anunciado formalmente, FCA se esforzó por absolver a Nissan de cualquier responsabilidad y en su lugar culpó al entorno político en Francia.

El gobierno francés, por el contrario, hizo hincapié en que había apoyado la fusión siempre que obtuviera garantías sobre los puestos de trabajo y participación en un proyecto europeo de baterías eléctricas, algo que no habría logrado. También dijo que la fusión debía hacerse sin debilitar la alianza de Renault con Nissan.

Las fichas están sobre la mesa: FCA buscará otros aliados (podria ser PSA-Peugeot), Renault intentará fortalecer su acuerdo con Nissan; y Nissan seguirá lidiando con las esquirlas que quedaron tras el escándalo con su expresidente, Carlos Ghosn.

Mientras tanto, Volkswagen y Toyota se fortalecen en los primer puestos de ventas de autos en el mundo.


Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo