¿Vino para la rosca de reyes?

La Rosca de Reyes es una mezcla de sabores muy interesantes, pero en general son dulces y el maridaje acostumbrado es un chocolate caliente.

Ayer llegaron los reyes magos a las casas de las familias mexicanas y aun esta semana se están realizando varias reuniones para compartir una tradicional rosca de reyes con los amigos o la familia.

Una de las preguntas que más recibo en esta temporada es: ¿con qué vino maridarías una Rosca de Reyes?

Como sabemos, la tradición cristiana de los Reyes Magos dice que los Reyes Magos eran sacerdotes del antiguo oriente que al nacer Jesús de Nazaret fueron a visitarlo para llevarle regalos de riqueza simbólica como fue el oro, el incienso y la mirra.

Esta tradición fue llevada posteriormente a lo que se conoce como Rosca de Reyes o Roscón de Reyes. En México, la importamos de España en el Siglo XVI y ha sido costumbre que el pan de la rosca sea decorada con frutos secos, azúcar y en algunas ocasiones los rellenan de nata o crema pastelera y ahora hay una nueva hasta con conejitos de chocolate.

Como podemos ver, la Rosca de Reyes es una mezcla de sabores muy interesantes, pero en general son sabores dulces y por lo mismo el maridaje al que estamos acostumbrados es un chocolate caliente, leche o café para acompañar la rosca.

El reto que me plantaron fue cómo maridar esta rosca con algún vino y qué tipo de vino sería. Después de estar pensando en los ingredientes de la rosca y buscando el mejor acompañamiento, mi conclusión es que sí se puede maridar una rosca de reyes con un vino y mi recomendación sería acompañarla con un vino espumoso ya sea semi-seco o brut.

El vino espumoso tiene varios elementos que hacen interesante el acompañamiento, lo primero que podemos encontrar en general es un aroma a pan en el vino espumoso, derivado de las levaduras que tiene el vino y que acompaña bien el pan de la rosca.

Por otro lado, el dulzor que podemos encontrar en el vino ya sea semi seco o Brut nos permite acompañar bien el dulzor derivado de los frutos secos o del azúcar de la rosca. Por último, la frescura del vino espumoso puede complementar muy bien la cremosidad del relleno de nata o crema pastelera, en su caso.

Otra opción que pudieran intentar es maridarlo con algún vino de postre, de esta forma tendríamos un maridaje de acompañamiento de dulce con dulce, para algunos puede ser mucho dulzor pero siempre es una opción.

No me queda más que invitarlos a probar esta combinación y esperar sus comentarios en redes sociales para saber que les pareció.

Salud!!