• Se estima que la población de elefantes en Botswana es de 130 mil ejemplares, una tercera parte de la cifra global

  • Celebridades como Ellen DeGeneres y organizaciones como WildlifeDirect causaron la crisis de PR africana

  • En promedio, una licencia de cacería de dos semanas en África puede llegar a costar hasta 50 mil dólares

Hace unos días, el Gobierno de Botswana tomó una controversial resolución. La nación, que por años había prohibido la caza de elefantes, decidió eliminar la suspensión legal de esta práctica. Así, no solo 130 mil ejemplares vuelven a estar en riesgo de muerte con el respaldo de las autoridades. También grupos de defensa del medio ambiente y derechos de los animales han criticado al país africano. Una crisis de Relaciones Públicas (PR) como pocas.

Pero Botswana no se quedará con los brazos cruzados. De acuerdo con AP, el gobierno del país ha decidido contratar a la agencia 42 West para lidiar con su crisis de PR. La organización comercial informó de la asociación al Departamento de Justicia de los Estados Unidos mediante una notificación. El documento apunta que el contrato se extenderá dos semanas y tendrá un valor de al menos 125 mil dólares, con la posibilidad de alargar la colaboración.

42 West estaría colaborando directamente con el ministerio de turismo del país africano. Entre las tareas de la agencia de PR estaría desarrollar un plan de comunicación que “articule la política de Botswana con respecto a la cacería de elefantes. Asimismo, se espera que esta estrategia de promoción esté dirigida a las audiencias occidentales. Y en particular, la dependencia tiene la intención de hablarle a segmentos clave de la población norteamericana.

¿Buena o mala decisión de PR?

Varias empresas han empezado a adoptar el cuidado del medio ambiente como parte fundamental de su estrategia comercial y de PR. McDonald’s, por ejemplo, demostró su preocupación por las abejas en uno de sus comerciales más recientes. Varias campañas también han hecho duras críticas a la contaminación. Y la conservación de la vida marina o dejar atrás métodos nocivos de generación de energía son tema constante de organizaciones.

Por eso es tan curiosa la decisión de Botswana de ir en contra de esta tendencia en pro del medio ambiente. Como marca, cualquier organización debe tener en su radar temas como la contaminación y la conservación del ecosistema. Más allá de la crisis de PR en la que se vio envuelto el gobierno por su decisión, además decidió acudir a una agencia especializada en Hollywood. A primera vista, podría verse como una determinación alejada de la realidad.

Al mismo tiempo, vale la pena ver la especialidad de 42 West. De acuerdo con su mismo sitio, parte de sus especialidades es “potenciar, reponer o rehabilitar los perfiles públicos de las celebridades”. Botswana, en medio de su crisis de PR, necesita mejorar su reputación de marca urgentemente. ¿Y quién mejor que un negocio con amplia práctica en conseguir que el público perdone hasta los errores más bizarros y graves de sus estrellas favoritas?