¿Por qué la contaminación tiene que estar en el radar de las marcas?

ambiental

El medio ambiente y su equilibrio son asuntos que involucran a la sociedad en su conjunto y en el terreno empresarial y de las marcas no se puede soslayar el compromiso que hay que tener para el beneficio del entorno, sin embargo hay que enfrentarse con diferentes dificultades para lograrlo.

La Ciudad de México enfrenta de manera recurrente dificultades en su calidad atmosférica y derivado de ello se tienen que elaborar planes de emergencia que involucran la actividad comercial y del transporte, dos entes se se catalogan entre los más importantes y de peso económico para la entidad.

Si bien no se ha extendido hasta este momento la contingencia hasta el punto de suspender el uso de vehículos, esto sí ha ocurrido en otras ocasiones, cuando la circulación de automóviles particulares limita el uso de coches de mayor antigüedad.

El programa Hoy no circula tiene su origen en 1989, aunque antes arrancó de manera voluntaria. Consiste en limitar el uso de autos con base en la terminación numérica de sus placas y su implementación sirvió en su momento para paliar los efectos de la contaminación… aunque también impulsó la compra de más vehículos que, siendo nuevos- casi no sufren restricciones para rodar.

Así, la economía y sus actividades al interior de la capital de los mexicanos se rigen por un calendario que limita el uso de vehículos de cierta antigüedad y también determina la actividad de transportistas, los cuales representan un elemento fundamental para las marcas.  Tomemos en cuenta, por ejemplo, que desde hace más de una década el programa se extendió a los días sábados.

La emisión de partículas contaminantes, por otra parte, suele extenderse en los meses de estiaje, de enero a mayo. En junio, cuando suele llegar la temporada de lluvias en el país, la contaminación logra disiparse con mayor facilidad,  pero surgen nuevos reto para evitar inundaciones.

La enorme cantidad de desperdicios que se generan en una ciudad como la nuestra, así como un inadecuado proceso de reciclaje, propician el taponamiento de las vías de drenaje, lo que trae consigo serios problemas. Se dice que la proporción de envases de PET ronda los 90 millones de unidades, lo que representa un reto para un país que se ha convertido en uno de los primeros a  nivel mundial en el consumo de bebidas embotelladas.

Una de las acciones más visibles por parte del gobierno de la Ciudad de México se ha anunciado recientemente: la prohibición de bolsas plásticas, popotes y otros agentes contaminantes para el año 2021,

Y si alguien tiene duda acerca del daño que se le ha hecho al medio ambiente a partir de las acciones del hombre, basta saber que la existencia de ciclones que llegan cada año con mayor fuerza es producto del calentamiento global que es sensible a una subida de menos de un grado centígrado para provocar mayor acumulación de nubosidad que se habrá de convertir en tormenta tropical y tal ves en un huracán de mayor categoría.

El propio cambio climático representa un reto, por otra parte, para los centros turísticos, como la Riviera Maya de México, la cual ha tenido que sufrir los embates del sargazo -material vegetal marino que ha muerto y que es arrastrado a las playas y costas y el cual trae un cambio de coloacrión a las aguas ya reas y pone en peligro a distintas especies vegetales y animales de la región, además de un fétido olor y una aspecto poco atractivo para el turismo.

¿Qué papel juegan aquí las empresas? Han tenido que hacer inversiones para retirar los restos orgánicos, pero también pueden aprovechar que este material puede ser utilizado, a través de un proceso industrial, en la elaboración de fibras resistentes y hasta ladrillos para la construcción.