x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Tras comprar Postmates, Uber decidió que no quiere uno de sus proyectos más prometedores

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
La prometedora unidad de delivery fue adquirida por Uber, junto con el resto de Postmates, en una operación valuada en dos mil 650 mdd
  • Desde que debutó en el mercado de valores en 2019, Uber no ha logrado presentar a los inversionistas un flujo positivo de ingresos constante

  • Muchos de sus gastos, aparte irse en conductores, también se pierden en diferentes proyectos de tecnología y desarrollo

  • Asimismo, la empresa hace algunos años comenzó un plan agresivo de expansión y diversificación, gastando millones en startups y rivales

Cuando Uber se hizo con el control de Postmates el año pasado, no solo compró una de sus rivales más importantes en el entorno de delivery. También pasó a tener el control de muchos de los proyectos en los que esa tecnológica estaba trabajando en su momento. Entre ellas se cuenta Postmates X, una unidad que pretende desarrollar robots para realizar entregas. Pero ahora parece que la plataforma líder de taxis compartidos y entrega de comida no la quiere.

Al menos así lo señala TechCrunch. Varias fuentes internas en Postmates X han revelado que la unidad de Uber está buscando inversionistas externos. La idea del proyecto es que la marca se vuelva una marca independiente. La nueva startup llevaría el nombre de Serve Robotics, en honor al robot Serve que fue desarrollado por esta unidad. Se espera que el aparato de hecho se convierta en la pieza central de la estrategia comercial de la futura compañía a largo plazo.

Cabe destacar que el plan para la independencia de Postmates X no implicaría un total quiebre con Uber. Serve Robotics no solo conservaría a todo su liderazgo interno intacto. La marca de Dara Khosrowshahi todavía tendría una participación en la nueva startup. Asimismo, todavía se espera que conserven una relación comercial en el largo plazo. Cabe destacar que deshacerse de esta unidad está en línea con los planes de la app de taxis para simplificar más su negocio.

El prometedor mercado de los robots autónomos

Dejando ir a Postmates X, Uber podría estar cometiendo un error a largo plazo. Y es que hay expectativas muy importantes para el desarrollo de robots autónomos a futuro. De acuerdo con The Courier, la industria debería más que duplicarse para 2026, considerando el tamaño de la industria en 2018. Para ese año, apenas registraba ganancias de seis mil 156 millones de dólares (mdd). Pasada la mitad de la década, debería superar los 17 mil 748 mdd en el mundo.


Notas relacionadas


Además, uno de los grandes problemas económicos de Uber está precisamente en los altos costos de mano de obra, tanto en delivery como en taxis compartidos. Ya desde 2018 que agentes como el Wall Street Journal advertían que la compañía no conservaba la inmensa mayoría del dinero que obtenía de los clientes. Y una parte bastante significativa de estos ingresos se pierden en compensaciones, incentivos y protecciones a sus socios conductores.

Y hay varios agentes que están de acuerdo que Uber podría beneficiarse mucho de aquellas tecnologías que le permitan reducir significativamente sus costos operativos. De acuerdo con CNBC, muchos inversionistas y especialistas están convencidos que la única forma en la que la app de movilidad puede ser redituables es con conducción autónoma. Como los robots son la contraparte de esta tecnología en delivery, esta podría ser una decisión no muy prudente.

¿Está yendo Uber demasiado lejos en la reestructuración de su negocio?

Cabe destacar que no es la primera vez que Dara Khosrowshahi y su equipo dan a conocer que una de sus unidades de negocio dejará de ser parte de su organización. En octubre del 2020, por ejemplo, se dio a conocer que Uber dejaría de lado su unidad Elevate, que tenía la intención de explorar (y explotar) el tráfico aéreo urbano autónomo. Al final, similar a lo que va a pasar con Postmates X, la decisión se reduce a una cuestión de reducir gastos adicionales.

Otro caso similar está precisamente en las ambiciones de Uber en conducción autónoma. Si bien la compañía aún no ha dicho que dejaría ir a ATG, su unidad interna especializada en esta tecnología, sí reafirmó que está abierta a encontrar aliadas en el futuro. Esto, con la intención de poner su extensa flota de vehículos a disposición de tecnológicas que hayan desarrollado un software viable. De esta forma podría obtener los beneficios del sector, sin la gran inversión.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados

Apple

Apple dejará de hacer la iMac Pro

Apple es un gran jugador dentro del mercado tecnológico, en donde hemos visto todo tipo de decisiones, que nos recuerdan lo importante que se ha vuelto la tecnología