¿Te quedaste sin trabajo? 10 acciones para salir adelante y que no te paralice el miedo

Perder un trabajo está considerado dentro de los 5 eventos que más estrés le causan a una persona, después de la muerte de un ser querido, divorcio, cambio de residencia y una lesión grave de salud.

Si te acabas de quedar sin trabajo es probable que te asalte alguno de estos sentimientos: miedo, enojo preocupación, humillación, confusión e incluso depresión. Y te encuentres pensando en cómo encontrar trabajo en momentos tan difíciles como el que estamos viviendo. Perder el trabajo es de gran impacto ya que altera la rutina diaria, las finanzas personales, la red de contactos, además que para muchas personas su trabajo es parte de su identidad.

Las acciones que puedes hacer ahora para estar bien son muy variables y en ocasiones tu estado de ánimo no te permitirá hacer nada. Pero hoy es cuando debes demostrar de qué estás hecho y justo en estos momentos es cuando crece la fortaleza de tu espíritu. Hoy debes enfocarte en levantarte y poner un pie adelante del otro. A veces sin ánimo ni energía, pero confiando que poco a poco vas a salir adelante y a reconstruir tu futuro.

Acciones Emocionales

  1. Vive tu duelo – Según Elisabeth Kübler Ross el duelo (referente a la muerte) tiene 5 etapas, las cuales también podemos relacionar a la pérdida de un trabajo: negación, enojo, negociación, depresión y aceptación (o rechazo). Es importante que vivas cada etapa y te apoyes en tus seres queridos. Si es necesario acude con profesionales de la salud para que avances en el proceso y no te quedes estancado y paralizado. La reflexión, aceptar tus sentimientos, seguir la rutina H.A.C.E.S. a diario (Hidratar 2 lt., 30min Actividad física, Comer sano, actividad Espiritual, Sueño 7-9hr) tener una planeación de actividades, compartir tu sentimientos con seres queridos, no aislarte, etc., pueden ser muy útiles para atravesar este proceso y llegar a la aceptación y acción.
  1. Aprecia todo lo que tienes – En el instante que nos comunican que hemos perdido nuestro trabajo, nos pueden invadir sentimientos de miedo, escasez, enojo, tristeza y vergüenza. Es muy importante que dediques un tiempo a definir qué te hace feliz. ¿Qué significa para ti tener una vida plena? ¿Cuáles son los elementos que la conforman? No todo en la vida es dinero, así que hoy más que nunca tienes que estar consciente de todas las cosas buenas que forman tu felicidad. Por ejemplo que tengas salud, una familia que te quiere, tus mascotas, algún hobby que te dé mucho placer, tus amigos, tu patrimonio, alguna fortaleza que te distingue, etc. 
  1. Diseña un Vision Board (Tablero de Visualización) y crea progreso en tu vida – Esta es una herramienta muy poderosa que nos ayuda a visualizar nuestros sueños, mantenernos inspirados y crear planes para alcanzarlos. Tu Vision Board puede ser digital o impreso. Incluye imágenes y frases que te ayuden a plasmar tu visión y sueños que tienes en tu vida. Será importante que incluyas no sólo tus objetivos laborales, sino también las áreas que son parte de tu felicidad o vida plena. El ser humano es feliz cuando siente que progresa. Al tener objetivos en cada área e incluir acciones en tu rutina diaria, poco a poco irás alcanzando tus objetivos y eso te dará un gran sentido de logro y satisfacción. No todo es trabajo y dinero, apóyate en tus otras áreas de vida mientras encuentras el trabajo que es para ti. 

Acciones Financieras

  1. Ajustes en tus Finanzas Personales – Al perder tu trabajo, tus finanzas se impactan de inmediato. Lo primero es confirmar que con tu salida tu patrón cumplió con los derechos que por ley te corresponden de acuerdo a la naturaleza de tu trabajo y a la ley laboral de tu país. Tus finanzas personales son un sistema de 4 elementos todos conectados: Ingreso, gastos, ahorro e inversión.  Aunque recibas una liquidación, baja tus gastos a sólo conceptos indispensables. Averigua si hay algún seguro de desempleo en tu país (como el AFORE en México).  Durante el mes de Abril muchos bancos lanzaron programas donde ponían en pausa por 3-4 meses los pagos de mensualidades de tarjetas de crédito, hipotecas, etc. Revisa si aun puedes aplicar. Explora la posibilidad de negociar un descuento con aquellas personas que haces un pago recurrente (escuela, casero) explicando tu situación de desempleo. Cualquier descuento es bueno para disminuir tus gastos. En esta etapa tu prioridad es tener liquidez. 

Inicia alguna actividad que te permita ganar dinero para cubrir parte de tus gastos (los cuales bajaste al mínimo). Piensa en algo en lo que seas experto (ej: más de 5 años de experiencia) o que te consideres mejor que el 90% de las personas a tu alrededor y que en este momento haya demanda. Piensa en generar ingresos marginales, los cuales aunque sean pequeños comparados con tu empleo anterior, sumándolos cubrirán parte de tus gastos y así podrás estirar tus ahorros por más tiempo. Evita negocios donde tengas que hacer una inversión fuerte de capital, hoy el mercado es incierto y si es algo nuevo para ti las posibilidades de que no funcione son altas.

Acciones de Búsqueda de Trabajo

  1. Actualiza tu Currículum (CV) – Hay varios formatos de CV, en todos se incluye un título con una breve descripción de tu perfil, además se incluyen las secciones con tus habilidades, experiencia profesional (hasta 10 años atrás), educación y actividades extra laborales relevantes que ayuden a reflejar alguna fortaleza que tengas que sea aplicable al trabajo. La experiencia laboral debe incluir el nombre de la empresa, la posición, una breve descripción general del puesto que desempeñaste y varios ejemplos donde compartas una acción con el resultado y tu impacto en la organización. De manera estándar procura que tu CV se vea limpio, de 2 cuartillas y sin errores de ortografía. Tu CV es tu carta de presentación. No incluyas información personal como fecha de nacimiento, dirección completa, número de seguridad social o RFC. Estos datos personales no deben estar en lugares públicos porque pueden comprometer tu seguridad. Si vas a postular a posiciones gerenciales en empresas transnacionales, te recomiendo hacer tu CV en español e inglés.
  1. Visita los buscadores de empleo adecuados a tu perfil –Dependiendo de tu perfil y puesto que estás buscando, será el buscador que debas utilizar. Aunque LinkedIn es una red social enfocada al nicho corporativo, muchas vacantes se postulan ahí. Actualiza tu perfil cada 15 días para que los algoritmos te identifiquen como nuevo candidato y postea información de valor para que estés presente con tu red. Sube tu CV actualizado a portales que sean confiables. Asegúrate de establecer filtros adecuados a tu búsqueda para que te lleguen alertas a tu correo en cuanto salgan las vacantes. 
  1. Haz lista de headhunters y empresas target y revisa sus websites cada dos semanas – Además de usar redes sociales y buscadores, te recomiendo investigar cuáles headhunters están especializados en tu perfil (industria y rango). En su página web puedes abrir una cuenta de usuario y subir tu CV, llenar su formulario, así como postular a vacantes que publiquen.

En cuanto a las empresas target, identifica de 30-50 empresas en las cuales te gustaría trabajar. Ya sea las que son directamente de la industria donde tienes experiencia o aquellas donde tienes habilidades transferibles. Monitorea su website una vez a la semana. La mayoría tienen bolsa de trabajo y puedes ver sus vacantes cuanto antes o hasta programar alertas para que cuando salga una nueva vacante te llegue un correo.

  1. Postula a las vacantes durante los primeros 5 días – Muchas empresas postean la vacante sólo por 5 días para tener un número manejable de candidatos. Así que en cuanto veas la vacante postúlate y haz un esfuerzo de conseguir el dato de algún conocido dentro de la empresa para que le puedas mandar una carta de presentación con tus principales fortalezas, experiencia y CV y así tengas mayores probabilidades de que vean tu perfil. Toma en cuenta que la alta tasa de desempleo hace que para una vacante haya cientos de candidatos… debes encontrar la manera de sobresalir, sino las probabilidades de que te incluyan en el proceso de entrevistas son muy bajas.

Acciones de Network

  1. Activa tu red de contactos – Haz una lista de todos los contactos que tienes e identifica aquellos que están o conocen a alguien en tu industria. Mantén una comunicación activa con ellos. Contáctalos con un genuino interés de saber cómo están y hazles saber que estás buscando trabajo. Si saben de alguna oportunidad te lo dirán. Si alguien está buscando trabajo, tenlo presente y compártele vacantes que veas que encajen con su perfil. 
  1. Fortalece tu Marca Personal – Todos tenemos una marca personal, es decir la experiencia total que vive una persona al interactuar con nosotros, algo por lo que sobresalimos. Hoy más que nunca es importante que tengas muy clara cuál es tu marca personal y compartas con tu red contenido que te posicione adecuadamente. El contenido que compartas puede ser propio o de terceros. Mientras aporte valor, busca artículos, videos, podcast, libros, etc. Es muy importante que dediques tiempo especial a posicionarte adecuadamente y asegúrate que tus redes sociales están alineadas con tu posicionamiento.

Todo pasa… esta crisis también pasará, volverás a estar bien. Por ahora será importante que te mantengas a flote ya que habrá días difíciles donde no veas esperanza alguna o futuro positivo. No te adelantes, vive un día a la vez. Enfócate en tener un sistema de búsqueda de empleo consistente, activando a tu red de contactos y buscando sobresalir de las masas con tus fortalezas. 

Recuerda mantener el espíritu fortalecido, la mente productiva y los vínculos nutridos. 

Si quieres saber cómo puedo ayudarte para desarrollar tu marca personal y búsqueda de trabajo, escríbeme a [email protected]

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299